yoga en el embarazo

Por qué hacer Yoga durante el embarazo

Hacer yoga durante el embarazo es una excelente forma de cuidarse tanto a nivel físico como a nivel mental. Es un ejercicio que se caracteriza por armonizar, cuerpo y mente, pero no solo eso, también puede traer múltiples beneficios como disminuir la hinchazón, quitar las estrias, manchas y dolores de espalda. De igual manera, esta terapia oriental se caracteriza por aumentar la flexibilidad en la personas que la practican. Los ginecólogos recomiendan este tipo de ejercicio, ya que es muy suave y no afecta de ningúna manera al bebé.

Beneficios de hacer Yoga durante el embarazo

Es de suma importancia que durante el embarazo se lleven a cabo rutinas de ejercicio. Hay que mencionar que la intensidad del ejercicio dependerá del estado físico de la madre antes del embarazo. No hay duda que puede traer beneficios tanto a la madre como al bebé. Sentirse mejor, verse mejor y prepararse para el nacimiento del pequeño son los aspectos más importantes que resultan de practicar ejercicio durante la gestación.

Como mencionamos con anterioridad, hacer yoga durante el embarazo puede llegar a tener múltiples ventajas para las embarazadas. ¿Te gustaría saber los beneficios de practicar esta disciplina oriental? A continuación te mencionamos algunos de ellos.

  1. Ejercicio contra la ansiedad. Evita este sentimiento que muchas veces las mujeres pueden llegar a tener, sobre todo antes del parto. Utiliza técnicas relajantes y eso genera un estado de calma y tranquilidad.
  2. Mantiene la elasticidad del cuerpo. Gracias a las diferentes posiciones poco a poco puedes ir aumentando tu flexibilidad.
  3. Ayuda a mantener una buena postura. Para poder realizar de forma correcta los ejercicios, indiscutiblemente debes ir adquiriendo buena postura y si ya las tienes, podrás reforzarla.
  4. Disminuye la hinchazón de piernas y pies. Hacer yoga durante el embarazo disminuye de manera considerable esta problemática que constantemente se presenta en las futuras madres.
  5. Mejora el estado de ánimo. Al ser una disciplina donde debes relajarte y armonizar cuerpo y mente, puede provocar un estado de ánimo positivo.
  6. Favorece el sueño. Al realizar técnicas que promueven el ejercicio físico, las madres podrán descansar tranquilamente y evitar el insomnio.
  7. Ayuda a controlar la respiración Las madres pueden aprender a través del yoga a respirar de forma correcta por medio de diversas técnicas.
  8. Aumenta las posibilidades de un parto natural. Te muestra técnicas de gestión del dolor y la energía física y mental que requieres, durante todo el tiempo que dura el parto.

 

¿Cómo es una clase de yoga para embarazadas?

Lo más importante es saber que las mujeres embarazadas pueden empezar a practicar este tipo de ejercicio en cualquier momento de su embarazo. Lo que varía es el grado de complejidad que tendrán las posturas acorde a la etapa del embarazo. A medida que avanza la gestación tienes que evitar posturas con las cuales puedas perder fácilmente el equilibrio.

Si hablamos de los estiramientos, debes esforzarte por no hacer demasiada presión. Es importante saber que las futuras madres producen relaxina, una hormona que aumenta a la flexibilidad, por lo cual se debe tener sumo cuidado en conocer los límites para poder frenar al momento de hacer los estiramientos.

Lo más importante de hacer yoga durante el embarazo es que a través de esta técnica puedes aprender a aceptar los cambios que ocurren en tu cuerpo y así mismo conseguir un estado físico y mental que te permitan estar preparada para cuando llegue el momento del parto. También permite mantener un vínculo con el bebé, sensaciones que son muy importantes para mantener una actitud relajada y positiva durante todo el embarazo.

Lo que recomiendan los expertos es practicar esta técnica al menos dos veces a la semana. Actualmente el yoga prenatal ha ido en aumento y es cada vez más común encontrar centros que estén orientados a impartir clases específicamente para las futuras madres. Puedes ir a pedir informes a alguno de estos sitios y ahí te explicarán los diferentes niveles según tus conocimientos previos sobre esta disciplina. Así mismo es recomendable que lleves ropa holgada y que hayas digerido los alimentos al menos una hora antes de haber comenzado la sesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *