Patadas del bebé en el vientre

Posiblemente te hayas preguntado en alguna ocasión si las patadas que da el bebé en el vientre duelen. El desarrollo y crecimiento del pequeño, explica por qué da patadas en el vientre. Es algo que se notará a partir de la semana 20 de embarazo, aunque los movimientos se notan mucho antes.

Patadas del bebé en el vientre, una sensación normal

Las patadas del bebé en el vientre son una sensación muy especial para la futura mamá. Además, es un mensaje tranquilizador porque revela que el embarazo está llevándose a cabo con normalidad. A pesar de ello, es muy aconsejable que las mamás primerizas no se alarmen. Deben saber que sucede siempre, en todos los embarazos.

Diferentes estudios aseguran que los bebés dan patadas en el vientre cuando se mueven y lo hacen para estirar sus músculos. Forma parte también del desarrollo tanto de sus huesos como de las articulaciones. No hay que preocuparse, todo es normal. Cuando se mueve, golpea con brazos y piernas la pared del útero materno.

Es importante tener en cuenta que no todos los bebés son igual de activos ni se mueven las 24 horas del día. Las patadas se notan más entre las semanas 20 y 30 del embarazo, sobre todo en algunos momentos del día. Durante las últimas semanas de embarazo se suele mover con menos frecuencia.

Cuando más se notan las patadas es cuando la madre cambia de postura. Por otro lado, la alimentación, sobre todo cuando es algo dulce, también puede llegar a estimular los movimientos del bebé en el vientre.

Es normal que las mamás primerizas sean más sensibles a las patadas del bebé, aunque suelen reconocerlas más tarde. En ocasiones, sobre todo si no se tiene conocimiento, las sensaciones pueden llegar a confundirse con problemas estomacales o incluso con gases.

¿Realmente duelen estas patadas?

La sensación de recibir una patada por parte del bebé es parecida al de un suave roce. A medida que el bebé se va desarrollando, sus movimientos serán más regulares e intensos. Creciendo, tendrá menos espacio en el vientre materno, haciendo que pueda tocar las paredes del vientre más fácilmente.

En algunos momentos, las patadas pueden resultar dolorosas, sobre todo si alcanzan las costillas o algún órgano interno de la madre. Es importante observar la frecuencia de las patadas cuando comienzan a notarse más comúnmente. Por norma general, durante el tercer trimestre pueden notarse aproximadamente unas 10 patadas al día. Si después de una temporada notando las patadas deja de hacerse, es conveniente consultar con el médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *