Los principales errores que cometen los padres al hacer los deberes con sus hijos

Los padres también deben implicarse en ocasiones en las tareas escolares de sus hijos. Y no nos referimos a que les hagan los deberes o los trabajos. En ocasiones puede llegar a resultarles de utilidad que les orientes o les ayudes a abrir los ojos ante cuestiones que pueden atragantárseles. El simple hecho de ponerte a su lado le servirá de estímulo y posiblemente no les acarree tanta pereza ponerse a hacer los deberes.

No obstante, en nuestro intento por colaborar con ellos es posible que nos equivoquemos y les estemos haciendo un flaco favor. A continuación te desvelamos los errores más comunes que debes evitar al realizar las tareas del colegio con ellos.

Hacer los ejercicios en su lugar

Con la intención de acabar rápido o simplemente de que encuentre la solución solemos cometer el error de resolverle los ejercicios. Eso impedirá que aprenda y prospere. La resolución de una tarea contribuye a que desarrolle su autonomía, reforzará la autoestima y ayudará a organizarse mucho mejor.

Insistimos en la necesidad de orientarle cuando pueda estancarse con un ejercicio, pero nunca deben hacerse los deberes por él.

Procurar que haga todas las actividades del tirón

Algunos padres animan a sus hijos a que hagan los ejercicios del tirón, a poder ser a primera hora para así luego tener la tarde libre y dedicarle a los juegos o actividades extraescolares. En realidad no es una mala solución. Sin embargo, en ocasiones puede resultar un tanto contraproducente dedicarle demasiado tiempo a los deberes, realizarlo todo de seguido.

Eso provocará que vaya perdiendo concentración, atención y motivación. Al principio puede tener muchas energías, pero con los minutos irá decayendo. No estaría mal que le organizaras las tareas y se las distribuyeras en bloques, en donde pudiera tener unos minutos de descanso para desconectar y así retomar las actividades más adelante con más energías.

Que hagan los ejercicios en cualquier parte

Desde una temprana edad deben tener un sitio en casa en el que puedan realizar las tareas del colegio. En él deben contar con todos los elementos necesarios para hacer su trabajo y evitando cualquier distracción. Siempre es mejor que sea en su habitación o en un despacho. Procura que no sea en el salón o en la cocina, ya que siempre hay más riesgo de que se disperse y no le preste la suficiente atención a las tareas.

No ocurrirá nada si un día por cualquier motivo debe hacerlo en casa de los abuelos o en el coche durante un atasco. Se tratará de algo puntual que no debe repetirse. En ocasiones también nos preocupa aprovechar el tiempo que tenemos libre.

Dejarlo todo en manos de los niños

Sería interesante que los niños se pusieran por su cuenta, sin necesidad de indicárselo, a realizar los deberes, pero eso no siempre es así. En ocasiones habrá que estar muy pendientes de ellos y hacerles un seguimiento muy estrecho, sobre todo en los comienzos, cuando les empiecen a encargar las tareas.

Lo lógico es que se sientan más tentados por los juguetes y los muñecos que por los libros. La labor de los padres consiste en inculcarles un cierto nivel de responsabilidad y constancia. Es algo que se cultiva y que resulta esencial para que en el futuro sean ellos los que lleven la iniciativa sin que nosotros tengamos que estar tan encimas de ellos.

Realizar varias tareas a la vez

Procura que cuando se ponga manos a la obra no piense en otras cosas. Debe centrar todos sus esfuerzos en los ejercicios que tienen pendientes. Es preciso que con el tiempo vayan fortaleciendo habilidades como el inicio y fin de un encargo, la concentración, etc.

Mientras se pongan en su escritorio a cumplir con su cometido les dejaremos que estén tranquilos. Para cualquier persona resulta muy complicado estar haciendo varias tareas al mismo tiempo. Recuerda que lo más importante habrá que realizarlo antes y una vez que acabemos podremos ponernos con lo siguiente. No estaría de más establecer un orden para que también aprenda a priorizar.

Criticar o realizarle observaciones por cualquier cosa

Los padres, en su intento por ayudarles, suelen cometer otro error bastante grave y es criticarles por cualquier cosa que creen que realizan mal. A veces se focalizan en la caligrafía, en su tardanza para responder, en su desorden o por no entender las preguntas. Cuando aprecies algo de esto, lo adecuado sería trabajar con más ímpetu en aquellos detalles que consideres que deben mejorarse. Para ello lo conveniente sería reservarle en otro momento un espacio de estudio dedicado en exclusivo a ello.

Quejas por la cantidad de deberes o los profesores

En muchas ocasiones sentirás compasión por tus hijos. Consideras que los ejercicios que les encargan son excesivos para sus conocimientos y la edad que tiene. Es posible que lleves razón, pero quejarse delante de ellos no tendrá ningún tipo de sentido ni tampoco encontrarás la solución.

Haz todo lo posible por interesarte por su situación en el colegio y las actividades que llevan a cabo. Se sentirá más seguro si nos acercamos a él y le preguntamos sobre distintos asuntos del día a día. Procura crear un clima lo más placentero posible para que no le cueste tanto hacer los ejercicios pero tampoco asistir a las clases.

Aprovecha para estar tiempo con ellos

Para algunos progenitores, la hora del estudio es el momento que tienen para estar con sus hijos. No es mala idea para aprovechar y conocerle un poco más a fondo. Aunque pensemos que lo sabemos todo de él, siempre se pueden descubrir cosas nuevas, como pueden ser aficiones, intereses o amistades.

Procura organizarte para dedicarle todos los días unos minutos, aunque solo sea al comienzo para que no le cueste tanto arrancar. En el caso de que hayas tenido un mal día en el trabajo, lo mejor es que esperes a tranquilizarte. Así evitarás pagar con el pequeño tu cabreo. Es importante que se sienta cómodo, sin presión y en un ambiente lo más distendido posible.


¿Por qué es importante leerle a tu bebé?

Probablemente no se haya dado cuenta de lo que ganaría un bebé si comenzara a leerle libros de cuentos. Por supuesto, no entenderá el curso de los acontecimientos en el libro, así como no siempre entenderá todo lo que haces y por qué lo haces. Pero eso no significa que no le hablarás hasta que empiece a entender las palabras. O que no le cantarás canciones de cuna porque aún no entiende la letra y no puede seguir la canción. Continuar leyendo


Cómo fomentar un vínculo adecuado entre hermanos con una importante diferencia de edad

Para cualquier niño, sus hermanos acaban influyendo mucho en su crianza y desarrollo. Tratan de fijarse siempre en el mayor, en sus comportamientos y actitudes. Por lo general, entre ellos se genera una relación muy especial, que va desde las peleas y enfrentamientos, hasta las situaciones de cariño y risas. De alguna manera se puede decir que actúan como cómplices, rivales y amigos. Con los años, esas diferencias que existen durante la infancia se irán esfumando llegando a criarse un vínculo muy especial. Continuar leyendo


¿A qué edad pueden los niños empezar a salir solos de casa?

Aunque a algunos padres les cueste asumirlo, nuestros hijos van creciendo y deben ir quemando etapas con el paso de los años. Llegado el momento dejarán de pasar tanto tiempo con nosotros y empezarán a llevar una vida más independiente. Es importante encontrar un equilibrio entre la sobreprotección y la negligencia. Los que tengan niños a partir de los 10 años habrán podido experimentar esa sensación en primera persona. Y es que los pequeños ya se enfrentan al desafío de empezar a salir solos de casa. Como es lógico, surgirán miedos e inseguridades, desconociendo cuándo es el momento preciso para dar ese paso. Continuar leyendo


divorcio

Cómo ayudar a un niño a superar el proceso de separación de sus padres

El número de matrimonios o de parejas que deciden separarse después de unos cuantos años de convivencia va en aumento. Después de un tiempo juntos llegan a la conclusión de que lo mejor es seguir sus caminos por separado. Esta situación ya resulta bastante complicada desde el punto de vista emocional y económico, pero puede llegar a empeorar mucho más cuando haya hijos por el medio. Continuar leyendo


Cómo debe ser la crianza de gemelos y mellizos

La llegada al mundo de un bebé le acaba cambiando la vida a cualquier padre o madre. Resulta, sin lugar a dudas, uno de los momentos más gratificantes que nos puede dar la vida, pero en ocasiones puede llegar a convertirse en todo un desafío, sobre todo cuando nos toca hacer frente al cuidado de unos mellizos o gemelos. El sacrificio se multiplicará, y en ocasiones, con dos manos no resultará suficiente. Continuar leyendo


Consejos para comprar ropa para tu bebé

La ropa de bebé es simplemente irresistible. Comprar ropa para nuestro bebé es para muchas una de las tareas más divertidas de la maternidad, pero hay que tener mucho cuidado de no dejarse llevar por la emoción o la ternura que nos produce ver ciertas prendas en los escaparates. Antes de ir corriendo a pagar, has de tener en cuenta factores como la comodidad, la practicidad y si tu bebé realmente los necesita.
Continuar leyendo


Normas para los niños: ¿cómo establecerlas?

Los niños necesitan normas, horarios y rutinas para su correcto desarrollo y es tarea fundamental de los padres establecerlas. Sin embargo, sabemos que esto no siempre es fácil y que, en muchas ocasiones, cuando establecemos rutinas y normas y queremos que se cumplan, nos enfrentamos a los temidos berrinches de nuestros hijos. Para evitar estas situaciones que tan poco nos gustan a los padres, hay una serie de pasos con los que podemos conseguir que nuestros hijos acepten mejor las normas y las cumplan de buena gana. Continuar leyendo