cómo hacer que los niños coman verduras

Cómo hacer que un niño coma verduras

El comer verduras les proporciona a los niños las vitaminas y minerales que necesitan para su desarrollo y crecimiento. El problema viene cuando los pequeños se niegan a consumir este tipo de alimentos. Esta problemática puede convertirse en el pan del día, lo cual puede generar tensiones familiares y dejar a los padres con la paciencia agotada. Para que esto no pase y lograr que tu niño coma verduras, te damos una serie de consejos ideales para conseguirlo. Así mismo te contaremos su importancia del consumo de verduras en los niños y las razones por las cuales no debes rendirte para salir airoso de esta difícil misión. Mucho ánimo y a ¡tomar nota!

¿Por qué es importante que el niño coma veduras?

Es de vital importancia consumir verduras tanto a la edad adulta como cuando sé es niño, sin embargo, en los pequeños es fundamental puesto que estos alimentos les proporcionarán la principal fuente de vitaminas para crecer sanos y que puedan desarrollar sus huesos y músculos de forma correcta. Además de esto las verduras brindan diferentes beneficios a los niños, por ejemplo:

1- Son la fuente principal de vitaminas. Estos nutrientes le brindarán a los pequeños las defensas necesarias para prevenir posibles enfermedades, como la gripe.

2- Tienen bajo contenido en grasa. Aportan grandes beneficios para poder combatir la obesidad infantil.

3- Ayudan a curar heridas más rápidamente. Verduras como la cebolla o la patata ayudan a que las heridas cicatricen en un corto periodo de tiempo.

4- Mejoran la salud física. Ayudan a que el pequeño tenga una piel más saludable, el pelo más fuerte y los dientes más sanos.

5- Las verduras contienen un alto contenido en calcio. Esto ayuda a que los niños tengan huesos más fuertes y sanos.

¿Por qué no les gustan las verduras a los niños?

El que los pequeños no quieran comer verduras no es nada nuevo, sólo con ver el color verde de los vegetales, los niños suelen decir ‘no me gusta’. Pero ¿qué es lo que tienen las verduras que no termina de gustarle a los niños? Un estudio de la Universidad de Granada apunta que el sabor amargo del calcio que se presenta en muchos de los vegetales (como espinacas, coles o cebolla) hace que los pequeños rechacen estos alimentos.

¿Cómo conseguir que el niño coma verduras?

Ya vimos que su sabor no les es agradable, pero no caigas en la desesperación, existen algunos trucos que podemos llevar a cabo para conseguir que el niño incluso pueda disfrutar de las verduras.

Hacer que coma “sin pensar”

Según Jane Ogden, profesora de psicología de la salud de la universidad de Surrey, explica que “comer sin pensar” es ingerir alimentos sin registrar realmente lo que entra por la boca. Si se lleva a cabo esta técnica de forma correcta los padres pueden utilizarla como un arma para conseguir que los niños coman verduras.

Acorde a la experta la clave de esta técnica está en que cuando tu hijo esté distraído viendo la televisión le pases una plato con verduras de la forma más natural posible. Él empezará a comer sin notar lo que se está llevando a la boca, puesto que cuando se encuentra frente al televisor experimenta lo que se conoce como falta de atención.

Como consejo adicional recomienda que al día siguiente le pongas en el plato la misma verdura que comió frente al televisor, así no podrá alegar que no le gusta, puesto que ya la probó con anterioridad.

Presentar de forma atractiva la comida

Otro truco que puedes llevar a cabo para que tu niño coma verduras es presentarle las verduras de tal manera que le sean mucho más atractivas. Por ejemplo puedes preparar un puré y cremas suaves con un poco de queso. También puedes preparar pasta y añadirle un poco de verduras y jamón. O por qué no una tortilla de espinacas o brócoli al vapor.

Si tienes un poco más de tiempo también puedes cortar los vegetales y hacer figuras con ellos en el plato, un cochecito o perrito puede llamar la atención de los pequeños y motivarlos a que consuman verduras a la hora del almuerzo. ¿Te animas a intentarlo?

Crear un hábito en el niño

Es esencial que el comer verduras se vuelva un hábito en los niños, puesto que al hacerlo lo irán aceptando cada vez más. Para conseguirlo podemos darles fruta y verdura entre comidas en lugar de comida basura, y sobre todo tener en cuenta que sean alimentos fáciles de agarrar y de comer para lograr que el proceso sea mucho más sencillo.

Otra factor importante es no alabar ni hacer mucha fiesta cuando el niño coma los vegetales, el acto de comerlos debe tomarse como algo natural del día día, ya que de lo contrario  le dará poder y lo usará en tu contra, volviendo otra vez a la misma problemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *