Logra que tus hijos puedan comer mejor

Uno de los problemas que tienen muchos padres con sus hijos, es que éstos comen mal, sus hijos no quieren comer ciertas comidas, tardar mucho en acabarse su plato… etc… para muchos padres la hora de la comida o la cena es un desafío diario.

No debemos preocuparnos demasiado, es normal que nuestros hijos rechacen en un primer momento aquellos alimentos que no conocen o son nuevos para ellos. Si queréis conseguir que vuestro hijo o hija consiga ampliar su abanico alimenticio, podemos daros una serie de trucos básicos para facilitaros la tarea.

Tus hijos podrán comer mejor

  • En primer lugar, es muy importante que no apartes a tu hijo de la cocina cuando estás preparando la comida. De hecho si tiene una edad apropiada, sería interesante que te ayudara a preparar algo. Los niños estarán mucho más abiertos a probar comida que han ayudado a preparar.
  • No obligues a tu hijo a comer, conseguirás una reacción opuesta a lo que pretendes conseguir. A los seres humanos no nos gusta que nos obliguen a nada, nos gusta poder elegir. No se trata de que les deis una carta de menú. Simplemente no utilicéis la imposición como método para lograr que vuestros hijos coman.
  • Utiliza refuerzos positivos cuando el niño coma, por ejemplo premiándolo con un postre que le guste.
  • Si estás a dieta, no restrinjas la alimentación de tu hijo o hija. No es una buena idea, si tratamos de que nuestros hijos tengan una alimentación variada, restringirles la alimentación porque nosotros estemos a dieta, ¡cuidado con eso!
  • No desistas cuando estés introduciendo un nuevo alimento en la dieta de tu hijo o hija, es habitual que suelan ser necesarios una docena de intentos hasta que el nuevo alimento es aceptado.
  • Mezcla alimentos: Intenta mezclar aquellos alimentos que quieres introducir en la dieta de tu hijo o hija con alimentos que le gustan, de esta forma la tarea será mucho más sencilla.
  • Utiliza vajillas infantiles. A tu hijo le gustará más comer en un plato de Bob Esponja, o cualquier otro personaje que le encante, que comer en el típico plato blanco.
  • Elige un lugar para comer apropiado, éste suele ser la cocina. Evita las distracciones, ni televisión ni juguetes y a ser posible, comidas en familia.
  • Si a tu hijo le cuesta comer, no le llenes el plato demasiado.

Siguiendo estos simples consejos te será mucho más fácil lograr una alimentación sana y equilibrada para tus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *