niños

El peligro de no quitar el chupete en los niños a tiempo

Muchos niños disfrutan de succionar todo lo que tienen a su alcance, incluso algunos se chupan los dedos antes de nacer. Este reflejo es totalmente natural, ya que les proporciona una sensación placentera y de relajación. El problema viene cuando no se piensa en quitar el chupete a los niños durante un largo periodo de tiempo. Aquí te decimos por que no es aconsejable prolongar su uso.

No quitar el chupete a los niños ¿realmente es tan malo como dicen?

No queremos decir que el chupete sea 100% malo para los pequeños, por supuesto como en todo tiene sus puntos positivos y sus puntos negativos. Entre las ventajas que nos puede dar son:

  • Genera sensación de calma. A algunos bebés les brinda un estado de relajación.
  • Representan una distracción. Si queremos tener a nuestro bebé distraído cuando lo van a vacunar por ejemplo, el chupete es una buena opción.
  • Ayuda a dormir. Es curioso, pero el estado de calma que les da a los pequeños el chupete, puede propiciar el sueño.
  • Reduce el riesgo de muerte súbita del lactante. Acorde a los expertos, durante el sueño del bebé, existe un menor riesgo de padecer el SMSL si es que usa chupete.

Por supuesto el chupete tiene múltiples ventajas, sin embargo, no quitar el chupete a tiempo puede perjudicar al pequeño, a continuación te decimos por qué:

Mordida abierta

Uno de los problemas principales de estar succionando durante una cantidad de tiempo prolongada (esto incluye el biberón y el dedo), es la mordida abierta. Es decir, con la succión se provoca un estrechamiento del hueso del paladar, lo que provoca que no se puedan contactar entre sí  los dientes de arriba con los de abajo

Mordida cruzada

Cuando se estrecha el maxilar (el hueso del paladar), se generan arcadas que de no corregirse naturalmente hasta los 7 años, se tendrá que usar ortodoncia para hacerlo. Si tu pequeño tiene este problema no podrá masticar adecuadamente los alimentos, lo que le provocará problemas digestivos  e incluso estéticos ya que su fisionomía puede llegar a cambiar.

Problemas con el habla

Al estar succionando constantemente, el niño tendrá problemas para colocar su lengua de forma adecuada cuando intente hablar. Para resolver este problema hay que acudir con un logopeda que lo ayude, sin embargo, debemos decir que es un proceso complejo que toma bastante tiempo en ser solucionado.

Cuándo quitar el chupete en los niños

Es responsabilidad de los padres quitar el chupete a tiempo, antes de generar problemas como los antes mencionados. Los pediatras aconsejan quitarlo como mucho a los dos años de edad. Ya si hablamos del biberón por ejemplo, este se debe quitar a partir del año. Quitar el dedo también es importante, puesto que como vimos anteriormente tendría consecuencias similares al uso del chupete.

¿Cómo quitar el chupete?

Si piensas en quitarle el chupete a tu pequeño próximamente, te aconsejamos que hagas lo siguiente:

  • Dile que le quitarás el chupete. De esta manera lo prepararás para este nuevo acontecimiento.
  • Llénate de paciencia. No será fácil, pero debes ser firme, aunque llore o insista en que quiere el chupete. Una vez dado el paso ¡no hay vuelta atrás!
  • Ofrécele un sustituto. Debes gratificarlo con algo más para hacerle saber que ya es mayor y merece cosas de mayores.
  • No grites ni te enfades. Lo más importante es no perder los nervios, si ve que te alteras, él se alterará de igual manera.
  • ¿Qué hacer si está acostumbrado a dormir con el chupete? Introduce algo más, una rutina diferente como contarle un cuenta o cantarle una canción que lo ayude a conciliar el sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *