tests de embarazo

Prueba de embarazo casera: 7 tests para saber si estás embarazada

¿Sospechas que estás embarazada? ¿Sabías que existen diferentes tests caseros para saber si estás esperando a un nuevo integrante en tu familia? Pongámonos a pensar que antes de que existieran las pruebas de farmacia, había algunos trucos para saber si se estaba en cinta o no. Realiza una prueba de embarazo casera, fácil rápida y segura ¿te animas?

Prueba de embarazo casera: te damos 10 opciones diferentes

Primero que nada debemos decirte que si eliges hacerte una prueba de embarazo casera, no será un método científicamente comprobado, se trata de confirmar sospechas, sin embargo no es 100% seguro. La ventaja de hacer un test de estos es que puedes realizarlos con cosas que seguramente ya tendrás en casa, en unos cuantos minutos y sin mucho esfuerzo.

Al hacer una prueba de embarazo se evalúa la presencia de la hormona GCH, la cual se hace presente durante la gestación. Lo normal es que se detecten altos niveles de esta hormona a las 2 o 3 semanas de la concepción. Con los tests que te diremos a continuación trataremos de ver si la hormona está presente, acorde a algunas reacciones químicas con otros elementos o según algunas observaciones relacionadas con cambios de nuestro propio cuerpo.

Apunta algunas de las ideas que te damos para hacerte una prueba de embarazo casera:

1. Prueba con vinagre

Con un elemento tan común como lo es el vinagre, puedes hacer una prueba de embarazo casera. Lo único que tienes que hacer es recolectar orina cuando te levantes en la mañana. A esta muestra debes añadirle el vinagre y dejar reposar unos cuantos minutos. La clave está en notar si se genera una espuma de color blanco, si es así, el resultado es positivo.

2. Test con jabón

Utiliza una pastilla de jabón nueva para saber si estás embarazada. Realiza un procedimiento parecido al anterior donde recoges orina a primera hora del día. En otro envase coloca el jabón y vierte la orina hasta cubrirlo por completo. Observa después de unos minutos si el jabón genera espuma, si es así significará que estás embarazada, sino, el resultado es negativo.

3. Prueba de embarazo casera con cloro

Se trata de una prueba con la que el cloro, tendrá igual que con el jabón y el vinagre, una reacción al ph de la orina. De igual manera tendrás que recoger un poco de orina en la mañana, después añade cloro con una cuchara sopera y observa si se genera espuma o no. Si ves espuma significará que el resultado es positivo.

4. Observa tu flujo vaginal

Otra de las pruebas que puedes hacer en casa no conlleva la utilización de ningún elemento “extra”. Se trata simplemente de observar tu flujo vaginal. Durante el ciclo menstrual éste cambia de textura y color, y si estas embarazada notarás como el flujo se vuelve de color claro, sin ningún cambio notable durante todo el mes.

5. El test de la nevera

Orina en un recipiente y comprueba cuánta hormona GCH tienes, metiéndola a la nevera durante 30 minutos. Cuando lo saques comprueba si se ha formado alguna especie de partículas o nubosidad en el recipiente. Si la película está en el fondo del vaso el resultado es negativo, si está en la superficie el resultado es positivo.

6. Prueba con pasta de dientes

Otro de los tests que puedes hacer implica el uso de pasta de dientes. En un recipiente de cristal, vierte pasta de dientes de color blanco, en él añade un poco de orina. Remueve con un palo y observa si se forman burbujas o espuma. Si es así, el resultado de tur prueba de embarazo casera es positivo.

7. Para saber si estás embarazada realiza el test del azúcar

En un contenedor de cristal añade tres cucharadas soperas de azúcar. Vierte tu orina de la mañana en el recipiente, Si observas que es azúcar se disuelve quiere decir que estas esperando un bebé. Si por lo contrario se forman grumos, el resultado es negativo.

Recuerda que para estar 100% segura de tu embarazo debes acudir al hospital a realizarte una prueba de sangre. Sin duda este es el método más seguro de todos. Estas pruebas caseras pueden usarse a modo de guía o juego para confirmar sospechas, pero no hay nada como acudir con un médico 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *