tratamientos

Alergias en el embarazo ¿qué hacer?

El cambio de estación está por llegar y con él las alergias primaverales. Es normal que empecemos a sentir ganas de estornudar, que nos pica la garganta o que nos lloran los ojos, debido al polen que hay en el ambiente. Sobre todo en adultos que se encuentran en edad fértil es común que se presenten estos síntomas. En el caso de las alergias en el embarazo existen muchas dudas al respecto, ¿es peligroso para el bebé? o ¿cómo se pueden tratar? Resolvemos estas y otras preguntas relacionadas con este tema. 

¿Son peligrosas las alergias en el embarazo?

Primero que nada hay que aclarar que no existe mayor posibilidad de padecer alergias por estar embarazada, las probabilidades son las mismas a que si no se estuviera en estado de gestación.  Otro aspecto que aclaran los expertos, es que si la madre y/o padre son alérgicos, hay un alto índice de probabilidad que el bebé también lo sea. 

Por otro lado, debemos decir que las alergias no son directamente dañinas para el feto, sin embargo, hay que saber tratarlas. De lo contrario, al emplear medicamentos no adecuados si pueden presentarse consecuencias negativas en el bebé. También existen algunos casos en los que una reacción  alérgica grave o una crisis asmática que no ha sido tratada a tiempo, ha tenido graves consecuencias, induciendo un sufrimiento fetal.

¿Cómo tratar las alergias en el embarazo?

Se recomienda que las personas que sufren alergias en el embarazo, tomen sus precauciones y realicen citas de seguimiento al alergólogo para tener la enfermedad bajo control. Especialmente las mujeres embarazadas, requieren de una atención especial. En este sentido detectamos 3 tipos de tratamientos diferentes:

  1. Medicamentos
  2. Vacunas
  3. Control ambiental

¿Cuál es el tratamiento a seguir?

Dependiendo de cada caso en específico, se podrá acceder a un tratamiento u a otro, a continuación te explicamos los más comunes:

1. Exposición a alergenos

Es importante alejarnos de todas las fuentes de alergia, es fácil decirlo, pero no hacerlo ¡lo sabemos! Sin embargo puedes seguir los siguientes trucos:

En el caso de los ácaros de polvo se puede comprar una funda de colchón para mantenerlos alejados.

-Si hablamos del polen hay que mantener las ventanas cerradas y usar el aire acondicionado para filtrar las particulas del ambiente.

-Para la caspa de las mascotas ya existen algunos medicamentos que se le ponen al pelo de los animalitos para evitar las alergias.

-Si se va a estar expuesto a un alergeno es mejor utilizar una mascarilla de protección.

2. Medicación antialérgica

Es importante tomar en cuenta que esta forma de tratamiento tiene que ser supervisada por un médico y estrictamente controlada, ya que no todos los medicamentos pueden ser utilizados durante el embarazo. 

3. Vacunarse contra alergias

Comenzar a vacunarse no siempre es la mejor opción en el periodo de gestación, sin embargo, si la mujer embarazada ya se encontraba en un tratamiento de este tipo es mejor no dejarlo. En realidad no se ha visto que las vacunas aumenten el riesgo de alergias u otras afecciones en el bebé y ayudarán a tener la alergia de la madre más controlada.

La conclusión es que la madre puede tomar medicamentos pero siempre con precaución. Siempre bajo la receta de un especialista, evitando siempre cualquier tipo de fármaco durante las primeras 20 semanas de gestación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *