tdah

Cómo saber cuando los niños tienen TDAH

El TDAH en los niños se define como trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Se trata de un problema de salud mental que se presenta generalmente a temprana edad, antes de los 12 y después de los 6 años. Cuando los pequeños comienzan a sufrir TDAH suelen tener problemas de socialización en su entorno, les es difícil hacer tareas en concreto y sobre todo mantener la atención. Además de esto hay una serie de claves que nos dan indicios de cuando está presente esta condición en ellos, aquí te decimos cuáles son, así como las causas más comunes de su aparición.

Qué hacer cuando el niño pega

Causas del TDAH en los niños

En concreto se desconocen las causas del TDAH en los niños, sin embargo, se han hecho estudios donde hay una amplia probabilidad de que el factor genético juegue un papel importante. Algunos expertos consideran que existe un 76% de probabilidades de que los hijos de una persona con esta condición, también puedan desarrollarla.

niños con tdah

Otro aspecto que se cree tiene una gran influencia en la presencia de este trastorno infantil, es un mal ambiente familiar y un entorno social conflictivo. No quiere decir que sean la causa principal, pero sí se ha notado cómo estos parámetros pueden llegar a desencadenar la aparición de la enfermedad.

Síntomas del TDAH

Para saber si los niños están dando señales de tener TDAH, se debe poner especial atención a su comportamiento y ver si aparecen algunos de los siguientes síntomas.

  • Les cuesta terminar los deberes escolares. Generalmente tienen problemas para terminar los deberes, suelen quedar incompletos.
  • Son desorganizados. No saben organizarse para hacer las tareas del día a día.
  • Son impulsivos. Sobre todo al hablar, lo hacen muy rápidamente y contestan antes de acabar las preguntas.
  • Se distraen fácilmente. Como mencionamos anteriormente, les cuesta mantener la atención en una sola actividad.
  • Conductas inapropiadas. No se saben comportar, hablamos de comportamientos disruptivos.
  • Son agresivos. En algunos casos presentan síntomas de agresividad cuando algo no se hace como ellos quisieran.
  • Interrumpen. No dejan hablar, son entrometidos.
  • Problemas con las normas. Les es difícil acatar las normas, sobre todo de casa o en el colegio.
  • No tienen paciencia. Lo quieren todo en ese preciso instante, no sabe esperar su turno.
  • Razonamiento incoherente. Muestran dificultad a menudo para pensar antes de actuar.
  • Les cuesta establecer prioridades. No saben tomar decisiones.
  • Pierden cosas. Suelen ser muy olvidadizos.
  • Se mueven constantemente y sin control. Presentan movimientos frecuentes de pies y manos
  • Parecen no escuchar. Hacen como que no escuchan cuando se les habla.

Como te podrás imaginar todos estos síntomas pueden generar problemas en casa, en el entorno escolar y en su ambiente social. Es por ello que es importante detectar a tiempo esta problemática, para darle el tratamiento necesario al pequeño.

Cómo ayudar a los niños con TDAH

En algunos casos más graves se suele tratar el TDAH en los niños a través de medicamentos, pero esto únicamente se debe hacer bajo la supervisión de un especialista y por supuesto bajo dosis estrictamente controladas. Además de esto también existen tratamientos sin medicación y que pueden ayudar significativamente a los niños.

Tenerles compresión

Primero que nada está la comprensión, cuando ellos sepan que estás ahí para ayudarlos y se den cuenta de que los entiendes, se sentirán más seguros de sí mismos. Este es un aspecto fundamental para afrontar este trastorno.

No castigarlos todo el tiempo

Los niños con TDAH no recuerdan tan fácilmente las normas, por lo cual cuando se les castiga constantemente no saben ni siquiera la causa del propio castigo. Asocian un castigo a algo que supuestamente no han hecho. Por eso es importante mencionarles la norma, para que tengan en cuenta lo que deben o no deben hacer.

¿Qué hacer cuando olvidan los deberes?

Lo primero que se debe de evitar es regañarles. Hay que darles una orientación más positiva, para que busquen la solución a ese problema. Si olvidan que tienen que hacer deberes, se les puede sugerir llamar a un compañero de clase para preguntarle. Así resolverán el problema sin sentirse culpables. En su lugar se sentirán capaces de hacerse responsables del error.

Cuando no nos escuchan

Cuando les hablamos a los niños con TDAH no necesariamente quiere decir que estén escuchando. Por ello debemos mirarlos a los ojos y darles un pequeño toque en el hombro para que hagan lo que les queremos pedir.

Normas en casa deben estar visibles

Para los niños con esta problemática debemos tener algunas normas en casa que sean claras y visibles para ellos en todo momento. Debido a que se les olvidan las normas constantemente, es difícil para ellos seguirlas. Si hacen algo mal nos debemos acercar a ellos y decirles tranquilamente “recuerda que no se hace esto o aquello”.

Consecuencias

Si los niños nos hacen caso, debemos premiarles para que asocien esa buena acción a algo positivo. Cada vez que lo repitan recordarán ese premio por haberse comportado de forma correcta. Si hacen algo negativo, hay que ponerles una consecuencia negativa, sin  necesariamente recurrir al castigo. Por ejemplo, si olvidan los deberes, deberán escribir a la profesora que no han podido hacerlos porque los han olvidado.

Convertirnos en una guía para ellos

Si les vamos diciendo lo que tienen que hacer y se los repetimos paso por paso, será mucho más sencillo para ellos irlo memorizando, hasta que puedan hacerlo por sí mismos. Guiarlos y crear rutinas es un punto clave para que puedan ir adpatándose poco a poco a lo que tienen que hacer en su dia a dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *