reflujo gastroesofágico en los bebés

Remedios para reflujo gastroesofágico en los bebés

¿Sabes lo que implica el reflujo gastroesofágico en los bebés? Se trata de un trastorno que sufren los pequeños cuando el esfínter esofágico inferior, válvula que controla el paso de contenido del esófago hacia el estómago, se ve alterada. Esto provoca acidez y regurgitación. Aquí te decimos qué otros síntomas acompañan este malestar, sus principales causas y cómo tratarlo.

Alimentación saludable para niños

¿Cuáles son las causas del reflujo gastroesofágico en los bebés ?

Como mencionamos previamente el esfínter esofágico inferior, es un músculo que actúa como una válvula que impide que la comida que llega hasta el estómago no regrese al esófago. Cuando los pequeños presentan esta problemática, quiere decir que el esfínter no se ha terminado de desarrollar por completo, lo cual provoca que no se forme una barrera adecuada que impida que la comida se “devuelva” al esofago.

Síntomas del reflujo gastroesofágico

La regurgitación ácida no es el único síntoma que presentan los niños cuando tienen reflujo gastroesofágico. Aunque menos comunes, también hay otros síntomas que nos pueden dar pistas de que nuestro pequeño está sufriendo este trastorno.

  • Dolor de pecho.
  • Dolor de garganta.
  • Afonía provocada por el ácido que llega hasta la laringe.
  • Asma y tos.
  • Dificultades respiratorias.
  • Llanto y dolor intenso.
  • Pérdida de peso.

Una app de salud para bebés

Remedios para evitar el reflujo gastroesofágico en los bebés

La regurgitación en los pequeños es un problema muy común y nada grave, a menos que el bebé presente alguno de los síntomas mencionados anteriormente (en ese caso habría que acudir a un médico).

La mayoría de los pequeños simplemente expulsan la leche o lo que han comido inmediatamente después haberlo ingerido, en pequeñas cantidades y sin esfuerzo. Si este es el caso de tu hijo, no te preocupes que existen ciertas acciones que puedes llevar a cabo para resolver este trastorno. Primero que nada empezaremos por un cambio en la alimentación del bebé:

  • Alimenta a tu bebé sólo con lo necesario. Dále la cantidad recomendada  de leche al pequeño para no sobresaturar su estómago.
  • Haz eructar al bebé. Cada una o dos onzas haz eructar al tu niño , si aún está amamantando hazlo cada vez que termines de darle pecho.
  • Cambio de fórmula. Si tu médico lo cree conveniente un cambio de leche de fórmula puede ayudar a evitar el reflujo gastroesofágico en los bebés.
  • Espesar el alimento. Esto se puede hacer añadiendo harinas de cereales a la fórmula. Consulta con tu pediatra.
  • Fraccionar las tomas. Y aumentar la frecuencia de cada una de ellas.

Otras soluciones para combatir el reflujo gastroesofágico son:

  • Colocar al bebé en la posición adecuada después de comer. Mantén a tu niño en posición vertical durante 30 minutos después de las comidas.
  • Elevar la cabecera de la cuna. Esto es sólo si el médico lo cree conveniente. En teoría en bebé debe seguir durmiendo boca arriba a menos que el pediatra diga lo contrario.
  • Medicamentos recetados. En caso de que el bebé sufra de reflujos más intensos, el médico puede recetar algunos medicamentos para dar solución a esta patología.

Estos son algunos consejos para evitar el reflujo gastroesofágico, sin embargo, cuando notas que el malestar empeora es muy importante que consultes con un médico. Nada mejor que un experto atienda tu caso y te aconseje las pautas necesarias a seguir para que tu pequeño deje atrás esta problemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *