la importancia del juego para los niños

Importancia del juego para los niños

El juego es algo que surge de forma natural en los pequeños, además de divertido aporta un elemento clave para su desarrollo: el aprendizaje. La importancia del juego para los niños recae sobre todo en este punto, ya que a través del mismo, el pequeño descubre y explora su alrededor, obteniendo conocimientos que posteriormente podrá aplicar en su día día.

Los juegos pueden ser desde actividades deportivas hasta juegos de mesa, con cada uno se obtiene un aprendizaje diferente que le ayudará al niño a estar activo, crecer y desarrollar diferentes habilidades. Tu también puedes utilizar el juego como una herramienta eficaz para la educación de tu pequeño, aprovechar sus virtudes y provocar en el niño curiosidad por descubrir el mundo que le rodea.

Beneficios del juego en los niños

1.A nivel físico

El juego hace que el niño esté constantemente activo, lo que contribuye al desarrollo psicomotor y a mejorar la coordinación de diferentes partes del cuerpo. Así mismo la motricidad gruesa y fina se desarrollan, así como las capacidades sensoriales.

2. A nivel creativo

El juego tiene la capacidad de fomentar la imaginación y la creatividad de los pequeños. Cuando el niño crea sus propios mundos a partir lo que ve en su vida diaria, estará estimulando su pensamiento abstracto y podrá resolver problemas por sí mismo.

3. A nivel social

Los niños suelen interactuar con otras personas cuando juegan, mediante estas relaciones los pequeños aprenden las normas necesarias para integrarse en la sociedad. Con el juego también construyen una representación del mundo y aprenden a conocerse a sí mismos. 

 

4.A nivel intelectual

La vida de los niños está llena de símbolos que imitan de los adultos (hablamos de comportamientos frente a determinadas situaciones). También representan a través de dichos símbolos situaciones que han vivido. Al imitar, el niño produce la asimilación de las situaciones y relaciones que observa a su alrededor. Con todo esto el pequeño reflexiona, desarrollando sus capacidades de pensamiento y creando zonas potenciales de aprendizaje. 

5. A nivel educativo

A través del juego los niños adquieren diferentes valores como el de la amistad, la honestidad, y la empatía. Así mismo, sobre todo en actividades deportivas, los pequeños tendrán la oportunidad de desarrollar el valor del trabajo en equipo y la tolerancia. Así el juego es una excelente oportunidad de transmitirles los valores más importantes, sobre todo cuando se trata de una actividad en la que concentran toda su atención, y por ende resulta mucho más fácil fomentar el aprendizaje en ellos.

6. A nivel emocional

Cuando los niños juegan surge en ellos una mecanismo de autoafirmación de la personalidad. El juego les permite ver sus fortalezas y debilidades, lo que contribuye a la formación de su autoestima. Con el simple hecho de jugar podemos demostrar que lo que es importante para ellos también es importante para nosotros, simplemente por compartir nuestro tiempo y apreciar su compañía.

Los juegos como herramienta para resolver problemas

El juego a veces se puede utilizar para resolver determinadas situaciones que suelen ser conflictivas para los niños. Por ejemplo cuando aprenden a ir al baño, puedes ayudarlos en el proceso jugando con ellos, cantándoles una canción o elegir un muñeco que interactúe con ellos y los ayude en esta etapa de aprendizaje.

Otro ejemplo muy común es cuando llega un nuevo hermanito casa, a través del juego puedes ayudar al niño a que acepte su nueva realidad y se adapte a esta cambio tan importante. Recuerdo cuando era niña mi madre me decía que la ayudara a cuidar a mi nuevo hermanito, después de bañarlo me decía que le pusiera talco y un poco de crema, yo tomaba la situación como un juego, (he de aceptar que lo veía como si fuera mi muñeco) lo veía con tal naturalidad, que al final fue mucho más fácil el proceso de adaptación hacia el nuevo miembro de mi familia.

El juego y la personalidad de los niños

Mediante el juego el niño exterioriza quién es, refleja su personalidad y desarrolla diferentes habilidades sociales. Aprende a cooperar, respetar y ayuda a mejorar el aprendizaje del lenguaje, desarrollando así su capacidad intelectual.

Los tiempos han cambiado y los juegos de ahora son diferentes a los que nos tocaron a nosotros, sin embargo, el juego y el niño siguen siendo algo que surge en él de forma instintiva, de un modo u otro, los niños necesitan esa motivación y estímulo para aprender y adquirir conocimientos que los ayuden a desarrollar su carácter.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *