Errores en compras de los bebés

errores en las primeras compras de los bebés

Cuando se tiene un bebé, sobre todo en caso de padres primerizos, se suelen cometer bastantes errores por desconocimiento. Uno de los más comunes tiene que ver con la compra de ropa y productos para el bebé. Está claro que cuando llega un nuevo miembro de la familia, se desea que tenga de todo. Por eso, se hacen muchas compras de ropa y productos, algo que puede ser una equivocación.

En este artículo queremos compartir con todos vosotros y vosotras, futuros papás y mamás, algunos de esos errores. De esta forma evitaréis cometerlos y os ahorraréis una buena cantidad de dinero.

Errores de los padres primerizos con las compras de sus bebés

Aunque es bastante difícil saber lo que va a necesitar o no el bebé, se suele comprar más de la cuenta. Es algo muy común que suele suceder a los padres primerizos, pero no es algo malo, aunque sí evitable.

Uno de los errores más comunes es comprar un cargamento de pañales para recién nacidos. Puede que por regalo o porque nos hayan dicho que los bebés gastan mucho en su primer año. Hay papás y mamás que compran cantidades ingentes de pañales para recién nacidos o de talla cero, primer error.

No muchos bebés usan este pañal durante mucho tiempo porque crecen muy rápido. Lo más aconsejable es comprar un par de paquetes grandes y a medida que se vayan gastando comprar más. El hecho de tener muchos almacenados hará que al final no se utilicen todos y haya el problema de cómo deshacerse de ellos.

Los bebés son un encanto, tan guapos y tan pequeñitos, pero… ¡crecen! Si, al igual que ocurre con los pañales sucede lo mismo con la ropa. Que nos regalen ropa o comprar mucha ropa para recién nacidos es un error. Los bebés crecen más rápido de lo que pensamos y la ropa les quedará pequeña en muy poco tiempo. En esto también se malgasta el dinero, algo que hay que controlar con los recién nacidos.

Se puede decir a amigos y familiares que si van a regalar ropa que lo hagan de tallas más grandes que de recién nacido. Así, cuando ya no le valga la ropa que sus papás le han comprado, tendrá más “fondo de armario”.

Para finalizar, hay que tener en cuenta el cochecito de paseo, una de las compras más importantes. Es un producto que se utilizará durante los siguientes años al nacimiento del bebé. Por ello, hay que comprar una silla de calidad, que se adapte a diferentes edades.

Y tú… ¿qué errores cometiste siendo padre o madre primeriza?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *