Actividades para la primavera

Escapadas en primavera

Aunque queda tiempo para la primavera, nunca está de más preparar  algunas actividades en familia. Finales del otoño y el invierno pueden llegar a ser bastante fríos como para salir al exterior. Con la llegada de la primavera todo cambia y se pueden hacer muchas cosas al aire libre. En este artículo te ofrecemos unas cuantas propuestas para que puedas preparar algunas salidas en familia.

Actividades de primavera con la familia

En primavera los días serán más largos y la temperatura irá subiendo poco a poco. Por ello, siempre se pueden diseñar algunas propuestas para toda la familia. Una de ellas puede ser una escapada al aire libre, a un jardín botánico o a un bosque. Puede que sea la primera toma de contacto con este entorno por parte de los peques.

En este caso, nunca está de más informarse sobre los árboles y animales que se pueden ver. Si a ello se le acompaña de alguna fábula del bosque, hará que la visita sea mucho más especial. Es tan solo poner en marcha la imaginación y seguro que sale una propuesta estupenda para los más peques.

Si no tenéis un bosque o un jardín botánico cerca, otra opción es salir al parque. Disfrutar dando un paseo, jugando en los columpios, viendo los patos, ardillas o los pájaros que pueda haber. Seguro que los más peques de la casa lo disfrutarán al máximo.

Escapada a una granja

Si les gustan los animales, una escapada a una granja puede ser una formidable idea. Muchos niños, sobre todo los de los entornos urbanos, se sorprenderán con una visita de esta clase. Muchas granjas permiten visitas y en ellas toda la familia aprenderá cómo viven los animales.

Se podrá participar en las labores de limpieza de su zona de vida, alimentarlos, ver cómo se ordeñan las vacas, etc. Seguro que será una experiencia que gustará a todos, tanto a los peques como a los mayores.

La primavera trae consigo también la oportunidad de hacer otras actividades como una escapada fotográfica. Esta es para niños un poco más mayores, a partir de los 10 años. Hacer una escapada a la naturaleza con las cámaras de fotos o los smartphones puede ser una buena idea.

Tan solo hay que elegir el lugar, puede ser en la naturaleza o por la ciudad. Si no hay mucho tiempo, una escapada urbana nunca está de más. Así los peques podrán conocer zonas de la ciudad que no conocían. Edificaciones históricas, parques, estatuas, museos… todo es susceptible de ser fotografiado.

¿Te animas a hacer alguna actividad como estas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *