Trucos para dormir al bebé

bebé durmiendo

Dormir es algo que los bebés necesitan, y mucho, aunque hay veces que no pueden hacerlo. Bien porque están nerviosos, tienen hambre, están enfermos, etc. Otras veces cuesta mucho que se duerman sin necesidad que tengan estos síntomas. ¿Sabes cómo hacer que tu bebé se duerma? En este artículo te recordamos unos trucos tradicionales con los que poder hacer que duerma tranquilamente.

Trucos tradicionales para dormir a tu bebé

El bebé necesita estar muy cómodo para dormir y eso es algo en lo que jugamos el papel principal. Envolverle con una mantita le dará un gran confort, pero no hay que inmovilizarle, hay que taparle y que haya holgura. De esta forma, además de cómodo se sentirá protegido, que es otro de los aspectos que hay que tener en cuenta con el bebé.

Otro consejo que seguramente habréis visto de vuestras madres y abuelas es el del baño. Dar le un  buen baño antes de dormir es también muy recomendable. Esto hace que se relajen mucho, pero hay que aclimatar la estancia, con una buena temperatura. Hay que secarlo bien y ponerle ropa limpia, ¡es un remedio infalible!

Dejar al bebé en la cuna es lo ideal pero si se deja cuando está despierto, el bebé se pondrá nervioso. Lo mejor es acostarlo cuando esté adormilado. De esta forma podrá dormir sin ninguna interrupción y descansar, que es lo que necesita el pequeño. Lo que no se debe hacer es acostarlo en la cuna cuando ya esté completamente dormido. Será perjudicial para el bebé porque puede interrumpir su sueño y no descansará.

Es muy importante respetar la rutina del sueño del bebé. De esta forma se facilitará mucho que pueda dormirse y será muy beneficioso para él. Si se duerme, no hay que incitarle a jugar, hay que aprovechar el momento para descansar o hacer otras cosas.

Debemos proporcionarle la máxima comodidad en el sueño. Se recomienda evitar la luz intensa, siempre una luz tenue. Puedes bajar la persiana, pero sin dejar completamente a oscuras la estancia.

Para finalizar, es muy importante que tranquilicemos al peque para que duerma. Sólo tú sabes cómo tranquilizarle, dónde y cómo dormir. Aprovecha ese conocimiento y haz que tu bebé duerma con total tranquilidad.

Como has visto son trucos de toda la vida y que realmente funcionan. Así si tu bebé es de los “rebeldes” a la hora de dormir, puedes ponerlos en marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *