Síndrome metabólico en los niños

La obesidad es una de las grandes epidemias del siglo XXI y es algo que también afecta a los niños. Cada vez es algo más frecuente y se debe poner freno, algo que hay que hacer desde casa. La obesidad infantil ha alcanzado cifras alarmantes en todo el mundo y ha cambiado la vida de muchos niños. Nos enfrentamos a problemas como el síndrome metabólico, algo cada vez más frecuente.

¿Qué es el síndrome metabólico?

En los adultos es la suma de varios factores de riesgo. La obesidad abdominal, colesterol en sangre, intolerancia a la glucosa y la hipertensión. Si una persona tiene tres o más de estos factores puede desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2.

En el caso de los niños esta definición puede llegar a ser más compleja y se tienen en cuenta más parámetros. A pesar de ello, los que tienen más importancia son el índice de masa corporal y la medida del perímetro abdominal.

Para prevenir la aparición del síndrome metabólico hay que comenzar desde pequeños con acciones preventivas. La prevención y tratamiento se basa en el cambio de los hábitos alimenticios y del estilo de vida.

Hay que seguir una dieta variada y muy equilibrada. Una de las mejores alternativas es la dieta Mediterránea porque cuenta con todo lo necesario para cumplir con una buena alimentación.

Se recomienda evitar alimentos precocinados, fritos, bollería industrial, chucherías y aquellos alimentos con grasas saturadas. Se debe apostar por las verduras, mucha fruta, aceite de oliva virgen extra, pescado, etc.

El ejercicio físico es algo muy importante que hay que hacer desde pequeño. Se debe recordar a los pequeños la importancia de evitar el sedentarismo. Si es necesario podemos acompañar a los niños a hacer ejercicio físico, al menos media hora o una hora diaria.

Debemos dejar que sean los niños los que elijan qué deporte quieren hacer. Cualquier actividad física es buena y repercutirá muy positivamente sobre su desarrollo físico y mental. La actividad que elijan, además de ayudarles físicamente, tiene que divertirles, algo que seguramente conseguirán si eligen ellos cuál hacer.

Los expertos nos recuerdan que reducir entre un 10% y un 15% el exceso de peso puede ser muy beneficioso. Con este porcentaje se reduce en la misma proporción los niveles de tensión arterial y glucosa. Esto reduce las consecuencias que trae consigo el síndrome metabólico, algo que hay que tener muy en cuenta para el desarrollo de nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *