Mascotas, los amigos de nuestros hijos

A prácticamente todos los niños les gustan los animales domésticos y se llevan genial con ellos. A veces se llevan mejor incluso con los animales que con los propios hermanos. Así se revela tras una investigación hecha desde la Universidad de Cambridge.

Mascotas, grandes beneficios para los niños

Son muchos los niños que disfrutan de la compañía de los animales domésticos. Esto es algo que resulta muy positivo para ellos, para su desarrollo y para aprender muchos valores. La responsabilidad, el cariño, la fidelidad, son tan solo algunos, todos ellos de gran importancia.

La investigación se suma a la evidencia de que los animales domésticos pueden llegar a tener una gran influencia dentro del desarrollo del niño. Además, podría tener un impacto positivo en sus habilidades sociales y bienestar emocional.

Esto es algo que puede saber cualquier persona que haya tenido una mascota en la infancia. De hecho, se podría comparar con las relaciones entre las personas. En este estudio se quería conocer lo fuerte que pueden llegar a ser esas relaciones con los animales domésticos. Siempre visto desde los lazos familiares así como ver cómo puede contribuir al desarrollo de un niño.

Relaciones más sólidas con las mascotas

En esta investigación se encuestaron a  niños de 12 años de 77 familias con uno o dos animales domésticos. Los niños mostraron que contaban con relaciones más sólidas con sus mascotas en relación con sus hermanos. Asimismo se ha encontrado la existencia de una mayor satisfacción en los propietarios de perros que con otros animales domésticos.

Aunque las mascotas no comprendan lo que ocurre y no saben responder de manera verbal, el vínculo emocional que establecen los niños con sus mascotas puede llegar a ser verdaderamente grande.

No importa que las mascotas no entiendan o que no hablen, los investigadores consideran esto incluso una ventaja. Los animales aman de forma incondicional al otro, sin ninguna clase de prejuicios. Son seres muy emocionales y sobre todo impulsivos, como lo son los niños.

Sin duda, tener animales domésticos, sobre todo perros, en casa, es muy ventajoso para los niños. Si tenéis perro e hijos comprenderéis el estrecho vínculo que se crea entre animal y niño. Esto es algo que resulta  muy positivo para ambos. El perro recibe mucho cariño y el niño va aprendiendo valores muy importantes gracias a su amigo de cuatro patas.

Lo cierto es que no siempre se puede tener un perro en casa, pero siempre sería buena idea tener otra mascota. Muchas de ellas pueden muy positivas para el desarrollo de nuestros pequeños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *