Prevención de la obesidad

niños sin obesidad

La obesidad es una de las grandes epidemias de nuestro siglo. En nuestra mano está sentar las bases para una correcta alimentación para nuestros hijos. Asimismo podemos establecer unas rutinas de ejercicio que les serán de gran utilidad en su vida. Acostumbrándolos desde pequeños conseguiremos que se alejen de la mala alimentación y el sedentarismo.

Esta enfermedad requiere de una supervisión especializada y a veces no basta con la buena intención. Nunca está de más acudir a un pediatra para que trate el asunto con nuestros hijos si se da el caso.

Plan contra la obesidad

Hay muchas medidas que podemos tener en cuenta para hacer que los peques coman más sano y hagan ejercicio. A continuación compartimos algunas ideas para que puedas ponerlas en marcha con tu familia.

  • Los alimentos sanos siempre deben estar disponibles para los más pequeños, como verduras y frutas. No hay que olvidarse de los frutos secos, etc. Si los dejamos a la vista, es más fácil que los niños los consuman.
  • Siempre será mejor darles un zumo natural que los zumos preparados de forma industrial. Los zumos industriales suelen tener bastante azúcar refinada y no es bueno su abuso.
  • En una fiesta infantil, siempre deben premiar los snacks naturales así como zumos y smoothies. Esto no impide que puedan ponerse chucherías, pero con control y si pueden ser sin azúcar, mejor. ¡Saben deliciosos igualmente!
  • Hay que introducir alimentos sanos y nuevos en la vida de nuestros hijos. Además, podemos ir rotando las formas de preparación para que siempre sea una sorpresa para ellos.
  • Las ensaladas son un plato que gusta casi a todo el mundo. Nunca está de más probar a hacerles ensaladas diferentes. Además, se puede jugar con la presentación, algo que les resulta muy divertido.
  • Establecer un tiempo límite para jugar a la videoconsola o ver la tele es una idea estupenda. De esta forma se acota el sedentarismo y se pueden hacer más actividades diferentes.
  • Planificar una rutina de ejercicio físico en familia también puede ser una actividad estupenda. No solo para ponerse en forma sino para hacer cosas juntos entre todos. De esta forma también se afianzan los lazos familiares.
  • Se deben respetar los horarios de sueño y es muy recomendable que se duerman 8 o 9 horas para rendir bien. Además siempre hay que desayunar de forma equilibrada todos los días.

¿Te animas a luchar contra la obesidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *