Preparación para el parto

preparación para el parto

Fuente: https://www.ensuelofirme.com

La preparación para el parto no debe relegarse a terceras personas y hasta en los últimos días. Pues bien, aunque tu madre y suegra deseen darte un sinfín de sugerencias,  hacer todos los preparativos para tu maleta y la del bebé, eres tú quién debe hacerlo minuciosamente con semanas de anticipación para que estés relajada y confiada en que ya tienes todo lo necesario para la estadía en el hospital.

Cuando visites a tu médico para los chequeos mensuales acostumbrados durante el embarazo, debes preguntar sobre el proceso del parto, cualquier duda por más mínima y seguir sus sugerencias para estar preparada física y emocionalmente. Existen lugares donde podrás tomar clases en conjunto con tu pareja para el Parto sin dolor, aprenderás la importancia de la respiración adecuada y todo lo relacionado con las contracciones;  además aprender sobre la preparación del suelo pélvico y asistir a yoga para embarazadas

Gimnasia para antes del parto

Regularmente durante los meses de embarazo si el obstetra no recomienda lo contrario, es aconsejable llevar una rutina de gimnasia para preparación del parto; ya sea que prefieras Yoga, Gimnasia o Shiatsu; el relajamiento y el uso del Balón permitirá que tus músculos se preparen para ese momento. Los  beneficios de la gimnasia durante el embarazos además de una excelente oxigenación es que disminuye el dolor de espalda y de cintura, ayuda a disminuir la constipación o estreñimiento ayudando a mantener un peso adecuado, fomenta la producción de las hormonas que ayudan a disminuir el dolor, llamadas endorfinas y en el momento culminante te facilitará el proceso del parto debido a que habrás logrado mayor fuerza corporal y agilidad.

La Gimnasia Obstetrica abarca varias disciplinas: técnicas de respiración y relajación; fitball o esferodinamia; kinesiología, y yoga. El objetivo es la preparación de la pelvis para el parto,  el estiramiento del cuerpo, la buena circulación linfática y sanguínea en los miembros inferiores, el fortalecimiento de los músculos y la flexibilidad de las articulaciones. Se realizan ejercicios especialmente para embarazadas y con la ventaja que si debes hacer reposos se cuenta con algunos ejercicios adecuados.

 

Shiatsu

Inscríbete con tu acompañante, quién estará contigo durante el parto, en unas clases de Shiatsu a partir de las 36 semanas de embarazo; en esta disciplina japonesa a través del contacto manual obtendrás un balance energético de gran apoyo durante el parto;  aprenderás posturas para la movilización de la cadera y apertura de la pelvis que favorecerán la gravedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *