cómo decirle no a los niños

Por qué es importante decirle “No” a los niños

En la educación infantil los padres tienen la obligación de enseñarles a sus hijos a diferenciar de entre lo que es correcto y lo que no. Una parte muy importante de este aprendizaje es aprender a decirle “No” a los niños. Muchas veces se podría pensar que les hacemos daño si les negamos las cosas, pero por lo contrario los estarás ayudando a madurar y a ser tolerantes con la frustración.

Al educar a los niños la palabra “No” se utiliza constantemente, y es que es necesaria para momentos concretos donde existe un peligro real para el pequeño, como cuando quiere cruzar la calle sólo, por ejemplo. En este punto estamos de acuerdo con que se tiene que emplear el “NO”, sin embargo, lo ideal es balancear el uso de esta palabra puesto que si la mencionamos demasiado puede perder su verdadero significado, logrando que el niño deje de responder ante ella.

Cómo decirle “No” a los niños de forma positiva

Primero tienes que tener en cuenta que es innecesario mencionar la palabra “No” como tal. También se puede decir “No” de otras formas, como: me ayudas a hacer la cama y luego jugamos, en lugar de no puedo jugar contigo estoy ocupada. Otro ejemplo es: si mejor jugamos con tus peluches, en lugar de no te voy a comprar ese juguete o te propongo hacer unas galletas, en lugar de no te voy a comprar golosinas.

Como puedes ver existen otras formas de negar ciertas cosas a los niños pero sin transmitirles un mensaje negativo. Lo importante es tener en cuenta lo siguiente: así como a los pequeños que les dicen “Sí” todo el tiempo, les están fomentando conductas inadecuadas, el decir constantemente “No”, también puede afectarles a su autoestima y tolerancia.

Lo ideal es tener un balance entre el “Sí” y el “No”, así los niños entenderán las normas, les darán sentido y se harán responsables de sus actos. Tienen que aprender a decidir de forma autónoma entre lo que está bien y lo que está mal, mejorar sus autoestima y como consecuencia, evitar berrinches o enfados cuando algo no sale como ellos quieren.

Puntos clave a seguir

No se trata de decirles que sí a todo, lo que se debe hacer es decir “No” para reforzar la disciplina y reglas a seguir, sin la necesidad de mencionar dicha palabra en exceso. Si lo hacemos demasiado se pierde el sentido de la palabra, logrando que el niño se confunda y deje de hacer caso. Para emplear el “No” de forma positiva lleva cabo los siguientes consejos:

  1. Plantea alternativas. Si quieren hacer algo en especial, sugiere otras ideas. Mejor podemos ir a casa a jugar, colorear, ver una peli, ir con tus primos.
  2. Posponer los planes. Si quieren realizar algo pero no se puede hacer en el momento en que hacen la petición, hay que decirles que lo pueden hacer en otro momento. Pero tienes que cumplirlo ¡no lo olvides!
  3. Explica las consecuencias. Si hacen algo incorrecto explica las consecuencias de sus acciones. Si pegas lastimas a los demás, si te acercas a la ventana puedes caer, si rompes tus juguetes no te compraré más.
  4. Aclara las reglas. Antes de decirle “No”a los niños, es importante dejarles muy en claro las reglas. En lugar de decir no saltes en los sillones, explica las normas que tienes en casa. De esta manera por sí solo irán identificando qué conductas no son admitidas.
  5. Sé paciente. Lo más importante es que al momento de corregir a los niños tomemos las cosas con calma, respiremos, y hablemos tranquilamente. Así evitaremos situaciones de tensión y las cosas se entenderán de mejor manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *