El pescado y los niños

plato de pescado

Se han hecho públicos los resultados de un estudio realizado por la Escuela de Enfermería de la Universidad de Pensilvania. En ellos, se revela que los niños que comen más pescado son más listos. Se hizo una prueba de cociente intelectual en la que estos niños contaban con hasta cinco puntos más.

La importancia de comer pescado

Los niños que afirmaron comer pescado al menos una vez a la semana, consiguieron 4,8 puntos más en la prueba Wechsler Intelligence Scale que aquellos que no lo incluían con frecuencia o no lo incluyeron nunca en sus dietas.

Aquellos niños que comieron pescado con menos frecuencia presentaban mejores habilidades verbales y no verbales. La razón de todo esto se encuentra en el propio pescado. Exactamente en los ácidos grasos Omega 3 que hay en estos alimentos. Este ácido favorece las diferentes funciones que se llevan a cabo a nivel cerebral.

El pescado cuenta con proteínas de gran importancia tanto para niños como para adultos. Los ácidos Omega 3 están presentes en el atún, sardinas y salmón. Se concentran en el cerebro y juegan un papel de gran importancia en su función neurológica.

Evitar los pescados con altos índices de mercurio

Pero no solo son buenos para el cerebro sino también para el resto del organismo. Por esa razón, es tan importante este alimento en el desarrollo de los niños. Eso sí, no hay que abusar de aquellos pescados que cuentan con un alto nivel de mercurio.

El mercurio se encuentra en el aire que se libera por parte de plantas de carbón y diferentes industrias. Puede llegar a acumularse en el cuerpo durante muchos años y producir diferentes clases de problemas neurológicos.

Son muchos los especialistas que recomiendan consumir pescado, el cual ofrece muchos beneficios para la salud. Pero no solo en los niños sino que todos, incluidos los adultos, deberíamos incluir en nuestra dieta. Si somos un ejemplo para nuestros hijos, ellos también querrán comer pescado. Además hay que variar y probar diferentes clases, no siempre el mismo.

Motivarles desde que son pequeños, es algo que hay que tener presente a la hora de comer. Por eso no dudes en variar de pescado y ponerlo en diferentes formas de presentación, sobre todo de las más divertidas. De esta forma los niños tendrán más predisposición a comer pescado y disfrutarán de todas las ventajas que ello conlleva en su desarrollo, tanto físico como intelectual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *