peligro del aceite de palma

El peligro del aceite de palma

Aceite de palma, pocas veces un ingrediente alimentario había dado tanto de qué hablar. Hoy en día es tendencia y cada vez son más los alimentos que contienen este tipo de aceite. Se lleva consumiendo desde hace muchos años y hace poco han saltado las alarmas. “El aceite de palma es perjudicial para nuestro organismo” y por ello hay que restringir su consumo. ¿Pero es verdad o son los medios de comunicación los que han hecho tanto alarde sobre este alimento? ¿Para los niños es perjudicial? ¿Por qué se utiliza tanto para elaborar los productos alimentarios? Resolvemos estas dudas y más, sobre el aceite de palma.

¿Qué es el aceite de palma?

Se trata de la grasa más consumida del mundo dado que se encuentra presente en infinidad de alimentos. Es perjudicial para la salud cardiovascular debido a que hace que aumenten los niveles del colesterol malo.

Sin embargo no es la única clase de aceite que tiene ácidos saturados y que son perjudiciales para la salud. Entre ellos se encuentran el ácido palmítico, el mirístico y el láurico.

El aceite de palma ha sido adaptado de manera tecnológica a los alimentos. Los especialistas coinciden en que para su sustitución se necesita otra grasa que pueda permanecer semisólida a temperatura ambiente. Actualmente hay muy pocas y entre ellas destacan algunas grasas de origen tropical o grasa animal como la manteca.

Si ponemos un ejemplo, el aceite de palma hace que la margarina tenga la textura que tiene.  Esto representa una de sus grandes ventajas frente a otro tipo de aceites. Si no tuviera este ingrediente la margarina se derretiría rápidamente a temperatura ambiente. Además es el más barato, si comparamos precios, el aceite de palma cuesta 650 euros la tonelada, mientras que el de girasol tiene un coste de 900 euros y el de oliva 3,500 euros.

Una lucha contra el aceite de palma

Antes esta situación muchos sectores de la población están haciendo presión para que se elimine de la alimentación el aceite de palma. Así mismo la normativa europea sobre el etiquetado, exige que se especifiquen los ingredientes de los productos, sin embargo, el aceite de palma aparece en las etiquetas como “aceite vegetal”. Ahora se pretende cambiar esto para que aparezca con todas sus letras.

También varias grandes cadenas de supermercados están pidiendo a sus proveedores que eliminen el aceite de palma. Y los partidos políticos no se han hecho esperar, puesto que han pedido que se prohíba el aceite de palma en la alimentación. Algo que seguramente se estudiará a conciencia.

En qué alimentos encontramos el aceite de palma

Lo encontramos en productos como la bollería, pan, galletas, cereales, helados, patatas fritas, cremas de cacao, entre otros. Seguro que alguno o muchos de estos alimentos, forman parte de la dieta diaria de tu familia. Prácticamente la mayoría de los alimentos procesados y envasados contienen aceite de palma.

El aceite de palma y los niños

Como padres una de las grandes preocupaciones que se tienen con los niños es la alimentación. Si te estás preguntando qué tan malo es darle aceite de palma a los niños, bueno tendríamos que analizar la situación. Como vimos anteriormente la mayoría de los alimentos procesados contienen este aceite. Las cosas que suelen comer los niños como cremas de cacao o galletas lo contienen, pero como en todo, si lo consumes en exceso es malo.

aceite de palma en los niños

Al final este tipo de alimentos también tienen azúcares añadidos e ingredientes nada saludables, así que si los consumen frecuentemente, los estarás acostumbrando a tener una dieta poco balanceada. Así que no deberíamos preocuparnos tanto por el efecto directo que podría tener el aceite de palma en sí, sino por su consumo frecuente.

Muchas veces nos dejamos llevar por los rumores y el boca a boca, cuando en realidad solo es cuestión de emplear el sentido común. Simplemente no hay que ser alarmistas, solo basta con tener en cuenta que debemos cuidar la alimentación de los pequeños y educarlos para llevar una vida saludable. Por supuesto si consumen demasiados productos procesados nos estamos alejando de ese camino. Si a partir de hoy vamos modificando poco a poco las malas costumbres, incluso nosotros mismos nos podremos dar la oportunidad de reeducarnos en el proceso. ¡Así de fácil! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *