¿Qué es la siembra vaginal?

siembra vaginal en bebés

En este artículo queremos hablarte de algo que posiblemente te resulte de interés, la siembra vaginal. Te explicaremos en qué consiste, cuáles son las ventajas para tu bebé y alguna que otra contraindicación que pudiera llegar a existir.

¿Qué es la siembra vaginal?

Posiblemente, si vas a ser mamá dentro de poco, habrás pensado muchas cosas sobre el momento del parto. ¿Será natural? ¿Será por cesárea? Puede que sean muchas las cosas que tendrás ahora mismo en la cabeza y desde aquí queremos compartir algo contigo.

La siembra vaginal es una técnica oriunda de Australia y que hoy en día también se practica en Inglaterra y muchos otros países. Consiste en pasar una gasa por la boca y ojos del recién nacido por cesárea. Con ello se pondrá en contacto con las bacterias del canal vaginal de la madre.

Esta técnica también es conocida como microparto. Tiene como objetivo reducir al mínimo el riesgo de desarrollar enfermedades en bebés recién nacidos por cesárea. Muchos expertos aseguran que los bebés nacidos de forma natural tienen menos exposición a algunas enfermedades que los bebés nacidos por cesárea.

Ventajas y desventajas para el bebé

Para poder hacer la siembra vaginal se toma una muestra de los fluidos del canal del parto de la madre. Se aplicará mediante una gasa sobre los ojos, boca y la piel del bebé.

Muchas investigaciones han revelado que aquellos bebés que han nacido por cesárea cuentan con un conjunto de microorganismos dentro del cuerpo. Éstos son algo diferentes a los que tienen los bebés que nacen de forma natural.

Esta clase de microorganismos se traduce en un alto índice de poder desarrollar obesidad, asma, algunas enfermedades intestinales, obesidad, etc. Con la siembra vaginal se busca proteger a los recién nacidos de que puedan sufrir una exposición a enfermedades y algunos trastornos aumentando sus bacterias intestinales.

Si estás preguntándote sobre los riesgos que esto puede tener, hay que ser sinceros. Aunque es una práctica muy extendida, para algunos ginecólogos tiene algunos riesgos. Aseguran que aumenta el riesgo de transmitir al bebé algunas bacterias dañinas presentes en el canal vaginal de la madre. Entre ellas se encuentran la gonorrea, el virus del herpes simple o el estreptococo del grupo B entre otros.

Por su parte, un grupo de científicos del International Journal of Obstetrics and Gynecology, han sido tajantes sobre este tema. Destacan las escasas pruebas que demuestren que la siembra vaginal proporcione beneficios a largo plazo. En lugar de ello su apuesta es claramente por la lactancia materna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *