Factores que afectan a la leche materna

Leche materna y bebé

Amamantar al bebé es algo de lo más normal del mundo, forma parte de la maternidad. Es necesario aportarle todos los nutrientes que necesita gracias a una alimentación adecuada porque la leche materna reúne todo necesario para el bebé. ¿Sabías que hay diferentes factores que pueden afectar a tu producción de leche materna?

En este artículo queremos compartir contigo alguno de esos factores que pueden afectar a la calidad de tu leche. De esta forma no estarías dando a tu bebé todo lo que necesita para crecer y desarrollarse sano y fuerte.

Factores que afectan a tu leche materna

Algo tan sencillo e inofensivo, al menos a priori, como unos medicamentos, pueden influir en tu producción de leche. Nos referimos a medicamentos para los resfriados, algo que se puede coger en cualquier momento del año. Esta clase de medicamentos, incluidos los de la alergia, pueden reducir la producción de leche materna.

Si sufres alergias estacionales y necesitas medicarte, debes consultar con un especialista. Nos recomiendan que tras las primeras semanas después del parto evitemos estos medicamentos. Al menos hasta que la lactancia materna quede establecida.

Sucede lo mismo si la mamá tiene problemas con la glándula tiroides, bien sea hipertiroidismo como hipotiroidismo. También es un factor que puede alterar la producción de la leche materna.

Para quien no lo sepa, la glándula tiroides tiene una gran importancia en nuestro cuerpo. Es la encargada de regular la prolactina y la oxitocina, dos hormonas muy importantes en la lactancia materna.

En este caso, controlar la enfermedad es muy recomendable, por eso hay que ponerse en manos de un especialista. Coméntale el caso y te ofrecerá diferentes alternativas para que puedas amamantar a tu bebé.

Si quieres recuperar tu actividad sexual tras el parto, ya sabes que hay que esperar cierto tiempo. Los métodos anticonceptivos pueden ser otro de los factores que afecten a tu producción de leche materna.

En caso de que las tomes, el profesional te recetará aquellas que no tengan progesterona y estrógenos. Te proporcionará las que solamente tienen progestina. De esta forma no se reducirá la producción de leche materna.

Finalizamos con otro producto que puede interferir en tu producción de leche. Algunas especias y hierbas pueden reducir su producción, al menos es lo que se dice, aunque no hay pruebas científicas. Se habla de la menta, orégano, tomillo o perejil, aunque en estos casos, como siempre, lo mejor es consultar con un profesional de la salud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *