Dejemos que los adolescentes elijan su ropa

grupo-de-adolescentes

Cuando los niños pasan a ser adolescentes ya comienzan a ser ellos y ellas quienes se decantan por determinado estilo de ropa y son los que la eligen, dejando atrás el gusto de los padres. En este artículo queremos compartir con todos los papás y las mamás la importancia que tiene que sean los hijos y las hijas los que vayan definiendo su estilo y donde nuestro gusto en cuanto a moda pasa a un segundo plano, limitándonos a aconsejar.

Parece que no, pero algo tan aparentemente sencillo como es la elección de la ropa, esconde tras de sí un gran número de mensajes que a los padres  y madres nos puede proporcionar mucha información, además de ser positivo para los adolescentes.

Ventajas de que los hijos elijan su ropa

Cuando se pasa de la edad infantil a la adolescente, permitirles que elijan la ropa (siempre dentro de las posibilidades económicas de cada familia) es algo que les vendrá  bien dado que este sencillo acto les ayudará a ir afianzando poco a poco su identidad, algo muy importante en esas edades.

Permitir que sean ellos los que elijan su propia ropa les permitirá explorar su creatividad y también a sentirse integrados entre sus compañeros y compañeras de clase, básico en su formación personal.

La socialización con los compañeros y compañeras de clase así como con otras personas ajenas al entorno de estudios es algo que todos quieren y aunque no sea lo principal, en la adolescencia, la ropa puede jugar un papel importante, aunque no debería ser así.

Otro detalle que nos resultará de importancia para padres y madres es que permitiéndoles elegir la ropa nos proporcionarán información sobre ellos de manera indirecta. De esta forma, si no hay mucha comunicación o son introvertidos, podremos saber en quién se inspiran, cuáles son sus gustos e intereses y diferentes datos que nos ayudarán a entenderles mejor.

También les permite conocerse mejor a sí mismos dado que se encuentran en una etapa en la que el cuerpo les va cambiando poco a poco y conocerán qué es lo que les sienta bien o mal, siempre desde el punto de vista físico pero también en lo relacionado con su carácter.

En definitiva, que los adolescentes sean ellos los que elijan su ropa es parte del cambio natural que todos hemos vivido, demuestra que paso a paso están madurando, que les gusta gustar a los demás y que se preocupan por su aspecto, pero no solo en cuanto a la ropa sino también en el peinado, su colonia o sus accesorios entre otros aspectos, una fase en la que buscan su identidad, su personalidad y ser aceptados entre los amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *