Qué debemos saber de los recién nacidos

recien-nacido

Cuando nace un niño o niña muchas madres y padres primerizos se encuentran sumidos en un océano de dudas. Aunque se hayan preparado bien con los cursos para el parto, cuando nazca el bebé y lo vean, aparecerán más dudas. Si es tu caso vamos a recordar algunos aspectos importantes sobre los recién nacidos.

Curiosidades sobre los recién nacidos

A todas las mamás y papás nos parecen preciosos nuestros hijos, incluso cuando nacen. Con su naricita y orejas aplastadas, sus pequeñas manos y pies, etc. No hay que preocuparse porque tenga hinchazón, es normal y en cuestión de horas irá bajando poco a poco.

El meconio es la primera deposición de los recién nacidos y su color y textura pegajosa responde a una razón. Antes de nacer, deglute líquido amniótico y lo digiere, lo que forma sus primeras deposiciones. Las eliminará durante sus primeras horas de vida y del color negro pasará por otros tonos hasta normalizarse.

Posiblemente notaréis que la respiración del bebé suena  un poco rars y acelerada. Es normal que haga ruido y que estornude con cierta frecuencia. El bebé tiene unas fosas nasales pequeñas y le pueden quedar restos de líquido amniótico o mucosidad en su interior.

Asimismo, es normal que si ponemos la mano en su tórax, le notemos las costillas. También notaremos mucho el latido de su pequeño corazón. No hay que preocuparse, esto es normal y se debe a que su piel todavía es muy fina. Con el paso de los meses irá aumentando de grosor.

También es normal que su cabeza sea grande en comparación con el cuerpo. Si se le toca la cabeza se notarán ciertas zonas que están blandas. Sobre todo en las uniones de los huesos, no pasa nada, también es normal. Son las conocidas como fontanelas, las cuales tardarán unos meses en cerrarse.

Podrás notar que muy a menudo, el bebé pasa mucho tiempo en posición fetal. Esto también es normal, recuerda que se ha pasado meses así y es una postura en la que se siente cómodo y seguro.

Como ves, hay muchas cosas sobre los recién nacidos que posiblemente no sabías. No tengas duda en preguntar a tu madre, una tía, hermana o a un profesional. Es lógico que los padres mamás primerizos tengan dudas y no hay nada mejor que resolverlas para que queden tranquilos. De esta forma, cuando nazca el bebé, tendréis mucha información recopilada que os servirá de gran ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *