Consejos para una madre primeriza

madre primeriza coin su bebé

Tener un hijo es una de las experiencias más maravillosas de la vida y algo por lo que muchas mujeres pasan tarde o temprano. Lo más normal es que una madre primeriza busque consejos para que tanto el embarazo como lo que viene después puedan llevarlo lo mejor posible junto a su retoño.

Por ello, queremos participar de ello y te damos unos cuantos consejos si estás a punto de tener a tu bebé o acabas de tenerlo, tips que te resultaran de gran ayuda, eso sí, sin olvidarte de lo que seguramente te dirán tu madre y tu abuela.

Consejos útiles para una madre primeriza

En cualquier momento podemos necesitar ayuda, por ello no hay que cargárselo todo a los hombros. Tanto nuestra familia como nuestra pareja estarán dispuestos a ayudarnos en cualquier momento, bien sea cuando nos encontremos mal, necesitemos llevar alguna carga, tengamos que hacer las labores del hogar, etc., hay que apoyarse en ellos.

Durante los primeros días es recomendable que restrinjamos las visitas al máximo. Es normal que la familia quiera conocer al recién nacido, pero tanto el bebé como tú necesitáis descansar. Sí, descansar, aunque suene raro.

Siendo madre primeriza hay que descansar. Cuando el bebé duerme hay que procurar hacerlo porque hay que recuperarse de esos nueve meses que se han pasado. Además nuestra pareja podrá ayudarnos mucho en este aspecto haciéndose cargo del bebé.

Que te consientan y recibir la ayuda y cariños de la familia es algo primordial que ayudará a que la recuperación sea más rápida. Esto no quiere decir que se puedan comer bombones o pizza a todas horas, por ejemplo, pero sí hay que darse algún capricho de vez en cuando.

No hay que preocuparse en demasía por el peso, siempre que no haya excesos con los caprichos. Aumentar de peso durante el embarazo es algo normal y no se podrá bajar de peso durante las primeras semanas, pero después sí se pueden establecer rutinas de ejercicio sencillas y una alimentación equilibrada.

Caminar, pasear en bicicleta, nadar o hacer gimnasia hipopresiva son algunos de los ejercicios físicos que ayudarán a recuperar la línea. A ello hay que acompañarle de platos sencillos pero equilibrados, con lo que se podrá volver al peso ideal más rápido.

Recuerda que cualquier duda que puedas llegar a tener, siempre podrás resolverla tanto con tu médico como con tu familia, pero lo más importante es disfrutar del momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *