¿Sabes lo que es una Sesión Teta?

sesion-teta

Tener un bebé e ir al cine era algo imposible hasta hace muy poco tiempo. Una de las razones era porque el llanto del bebé podía molestar al resto de espectadores. Desde hace un tiempo hasta ahora, las cosas han ido cambiando y todo es mucho más fácil. Vayamos acompañadas de nuestro chico o solas, ir con el bebé es posible. La Sesión Teta está dirigía principalmente a mujeres que dan el pecho a su bebé.

Los orígenes de la Sesión Teta

Esta idea nació por primera vez hace dos años en un cine de Madrid y al principio resultó completamente impactante. Su creadora fue la enfermera Carmen Maderuelo, hoy en día ya jubilada. Por aquel entonces participaba en un taller de lactancia del centro de salud del barrio. Su idea nació por su preocupación por lo aisladas que estaban las mujeres en etapa de crianza.

Maderuelo pensó en todo y comenzó a informarse sobre detalles como la temperatura y el volumen del cine. Los bebés deben estar en un sitio cálido, lejos del frío del aire acondicionado. Tampoco debe estar en un lugar donde el sonido esté más alto de los 65 decibelios.

En menos de una semana consiguió que un cine aceptase una sesión para madres en etapa de crianza. Todo esto se ha convertido en tres sesiones, una por la mañana, otra a primera hodea de la tarde y otra unas horas después. El éxito no ha tardado en reproducirse y no solamente hay Sesión Teta en Madrid. Otras provincias se han sumado a esta tendencia y sigue creciendo.

Alicante, Barcelona,  Mallorca, Murcia, Salamanca, Toledo y Valencia son los lugares donde podemos disfrutar de este proyecto. La Sesión Teta destaca porque no tiene programación infantil sino que es de toda clase. Esto es posible porque los peques no pueden enterarse de lo que están viendo sus progenitores.

Las películas son diferentes cada semana y la elección de la misma corresponde a las propias espectadoras. El cine es completamente diferente, algo nunca visto. Madres dando el pecho a sus bebés tranquilamente, paseando con sus hijos en brazos o incluso con ellos durmiendo.

Ninguna de las madres ha tenido ninguna molestia en esta clase de sesiones. De hecho, cada vez son más las que van a disfrutar del cine con sus hijos. Ahora ya sabes algunas de las características puedes animarte a ir a una Sesión Teta. ¿Te animas a ir a una de estas sesiones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *