primeros pasos

Primeros pasos de tu bebé

Uno de los momentos más emotivos, después de sus primeras palabras, son los primeros pasos bebé. Es todo un acontecimiento tanto para él, que podrá explorar el mundo por sí mismo, como para vosotros, pues os sentiréis muy orgullosos de que vuestro hijo ya se tenga de pie solito.

No obstante, otras preocupaciones nos vienen a la cabeza, como los peligros con los que pueda encontrarse el bebé al desplazarse sin ayuda. No te preocupes al principio, pues desde que empieza a dar sus primeros pasos hasta que comience a andar y lo consiga por él mismo pasará algún tiempo. Si deseas informarte sobre esta etapa tan bonita de tu hijo y conocer cómo puedes ayudarle, continúa leyendo.

¿Cuándo da el bebé sus primeros pasos?

Tal como ocurre con otras circunstancias en la vida, los primeros pasos bebé dependerán tanto del ritmo de su crecimiento como de su desarrollo, y por supuesto no todos lo consiguen a la misma edad. Así, algunos niños comienzan a andar a los 9 meses mientras otros lo hacen a los 15.

En cualquier caso, la mayoría de los bebés nos sorprenden con sus primeros pasos alrededor de los 12 meses, pero es normal que lo hagan entre los 9 y los 15 meses. Lo habitual es que primero aprenda a gatear hasta que un día se agarre, sin pensarlo, se incorpore por él mismo y comience a andar dejándote impresionado.

Cuantas más posibilidades le des a tu bebé para poder moverse, antes echará a caminar, así como también influirá su peso, su estatura, si tiene algún problema…, hasta la genética influye. Asimismo, la disposición e incertidumbre que tenga el niño y lo nervioso e inquieto que sea son otros factores a tener en cuenta a la hora de dar sus primeros pasos.

Además, hoy en día hay a nuestra disposición una gran variedad de artículos infantiles para ayudar al bebé a caminar, como andadores, correpasillos, arneses… Pero a veces, lo único que hace falta es dejarles en el suelo y que tengan muebles donde sujetarse para levantarse y andar de manera segura. Piensa que una caída puede suponer una vuelta atrás, así que cuanto más despejado esté todo para que no se dé ningún golpe, mucho mejor.

Cómo ayudarle y qué medidas tomar en casa

Por muchas precauciones que tomemos, no podemos evitar que con los primeros pasos bebé sufra alguna caída, y por otra parte es normal, además no suelen hacerse daño excepto si sufren un golpe aparatoso o se lastiman con algún objeto. Por ello, para evitarle todas las caídas posibles a nuestro bebé, aquí tienes unos consejos por si tu pequeño está a punto de echar a caminar.

  • Por supuesto, es fundamental quitar del alcance del niño todo lo que sea peligroso, bloquear cajones y puertas, colocar barreras en las escaleras y tapar enchufes y esquinas que puedan representar un grave peligro para el bebé.
  • Puedes colocar un muñeco que le guste cada vez a distancias más largas para que de unos pasitos más sin darse cuenta. Pero si no lo consigue no debes agobiarte, suelen soltarse a andar solos y sin ser conscientes de ello hasta que alguien se lo dice.
  • Sobre todo, al principio puedes cogerlo de los bracitos y llevarlo tú a explorar la casa, se sentirá seguro y protegido a la vez que consigue mantener el equilibrio cada vez mejor.
  • Un truco que suele funcionar también para los primeros pasos bebé es dejarlo apoyado de espaldas a una pared o algún mueble que le ofrezca estabilidad y colocarte a una distancia prudencial enseñándole su juguete preferido. Es infalible, no dudará en ir a buscarlo.
  • Si pones a su altura una caja para guardar juguetes se lo pasará bomba metiéndolos y sacándolos, de manera que se verá obligado a ponerse de pie una y otra vez al mismo tiempo que practica para mantener el equilibrio.
  • Para que se sienta todavía más protegido, no dudes en darle la mano si lo necesita o le ves flaquear, como hemos dicho anteriormente, mejor que se sienta protegido a que se caiga y se haga daño.

¿Qué calzado es el más adecuado?

Así como es fundamental la seguridad en casa a la hora de los primeros pasos bebé, también lo es que su calzado sea lo más adecuado posible. Según la Academia Americana de Pediatría, lo ideal mientras se les desarrolla el pie a los bebés es que anden descalzos, bastará con unos calcetines para protegerlos del frío.

De esta manera, tu bebé podrá equilibrar y coordinar mejor sus movimientos y sentirá mejor el suelo bajo sus pies. El calzado es mejor utilizarlo cuando ya se desplace solo sin problemas o para salir al exterior. En este caso, debes optar por unos de suela flexible que se adapten a sus movimientos, le proteja el pie y le aporten equilibrio y estabilidad.

Asegúrate de que el primer zapato del bebé sea apropiado, pues de lo contrario puede tener efectos adversos para sus piernas y pies. Los que tienen la suela dura y son rígidos son perjudiciales para el correcto crecimiento de los pies del bebé.

Si los eliges transpirables mucho mejor, ya que el bebé genera mayor energía al andar y se le calientan en exceso, de modo que el pie les puede sudar el doble que a los adultos. De ahí la importancia de que estén fabricados con materiales transpirables como cuero, lana, algodón o lino, evitando por completo los confeccionados con plástico.

Revisa a menudo los pies de tu bebé, crecen muy rápido y podrías detectarle rozaduras o ampollas, claro indicativo de que el calzado se le ha quedado pequeño. Los primeros pasos bebé son muy importantes, por eso es necesario tener todas estas pautas en cuenta para no ocasionarle daños en sus delicados pies.

De todas formas, lo mejor será que vayas a comprar los zapatos para primeros pasos bebé a un lugar especializado con personal cualificado al que podrás preguntar cualquier duda que tengas al respecto.

Mejor si se los pruebas antes de comprarlos, así verás, por un lado, si está cómodo con ellos o por el contrario le resultan incómodos y, por el otro, si tienen el ancho adecuado, los bebés suelen tener el pie ancho. Y sobre todo, piensa siempre en la comodidad de tu bebé y no te preocupes si tropieza, las caídas son parte del aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *