Náuseas: evítalas durante el embarazo

Mujer en estado de embarazo

Las náuseas son algo muy común durante los tres primeros meses del embarazo. En ocasiones pueden verse enfatizadas por el simple olor de las comidas. Por ello es recomendable reconocer qué alimentos y situaciones los aumentan. Por suerte, no es algo que esté dure toda la gestación y no a todas las mujeres les afecta igual. Los expertos recomiendan adaptar la alimentación en esas primeras semanas. De esta forma nos aseguraremos de aportar los nutrientes esenciales mínimos de esta etapa.

¿Cómo combatir las náuseas en el embarazo?

Una de las recomendaciones es reducir el volumen de alimentos, hacerlo en menor cantidad y repartido. Es decir, la frecuencia tendría que ser 4 comidas principales y otras dos o tres más ligeras. Pero todo ello con cantidades pequeñas de alimentos.

También es importante evitar la ingesta de grandes cantidades de líquidos en las comidas. Tampoco se recomienzan los zumos que tengan un alto índice ácido. Lo mejor son los líquidos sin gas y beber pequeños sorbos durante las comidas.

Muchos nutricionistas recomiendan un desayuno ligero, evitando bollería industrial. Galletas, un poco de cereales, algo de avena ligera o una pieza de fruta.

En esta etapa hay que evitar aquellos alimentos que tengan alto contenido en grasa. Entre ellos están los quesos curados, bollería, snacks, alimentos fritos, etc. Éstos deben permanecer bastante tiempo en el estómago para ser digeridos. Esa es la razón por la cual no se recomiendan en esta etapa del embarazo.

En este caso se aconseja la carne magra, los lácteos descremados y productos que tengan el mínimo de grasa posible. Actualmente hay muchas propuestas en el mercado, por lo que no nos costará demasiado encontrar una buena alimentación.

Aunque los vegetales son recomendables en todas las dietas, en este caso hay una excepción. Aquellos de hoja verde como lechuga, espinaca, etc., no se aconsejan. Generan sensación de distensión abdominal y no colabora con los síntomas de las náuseas. Al contrario, pueden llegar a agudizar los síntomas.

También se recomienda retirar, en medida de lo posible el café, infusiones y demás bebidas calientes. Para finalizar, se aconseja que pase un tiempo tras las comidas para acostarse o para subir a un medio de transporte.

De esta forma se conseguirán reducir los temidos síntomas de las náuseas en las primeras semanas del embarazo. Hay que recordar que esto no afecta a todas las mujeres por igual en intensidad. Algunas lo experimentan más que otras, pero nunca está de más prevenir con estas pautas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *