Música durante el embarazo

Música durante el embarazo

Posiblemente hayas escuchado en alguna ocasión sobre los beneficios de escuchar música durante el embarazo. Para quienes no lo sepan, esto aporta muchas ventajas como un vínculo afectivo y una estimulación temprana.

Qué beneficios aporta escuchar música durante el embarazo

Desde que se encuentran en el vientre materno, los bebés pueden escuchar y distinguir las voces de sus padres. Sucede algo parecido con la música dado que los bebés pueden escucharla y sentirla en todo momento. De hecho, algunos estudios revelan que pueden llegar a rechazar algunas notas musicales.

Los bebés tienen la capacidad de escuchar sonidos externos desde la semana 16ª de gestación. A partir de la 20ª semana es cuando pueden reaccionar a los estímulos que puede producir la música.

Parece mentira pero es cierto, las emociones y sentimientos que experimentan desde que están en el vientre son increíbles. Se puede transmitir un montón de sentimiento a través de la música. De esta forma las futuras mamás podrán conectar con su bebé incluso antes de que nazca. Esto hace que se refuercen los lazos entre ambos.

Según los expertos, esta clase de estimulación musical, fomenta el vínculo entre madre e hijo. Asimismo ayuda a la relajación de la madre y el bebé además de ayudar a fomentar el desarrollo mental del pequeño. La música tiene la capacidad de activar resonancias vibratorias que hacen que se pongan en marcha millones de células cerebrales, favoreciendo su desarrollo.

El recuerzo de los vínculos entre madre y bebé

Muchos de estos expertos, recomiendan escuchar música durante el embarazo. Esto ayuda a potenciar la relación entre la madre y el bebé, algo muy importante. Asimismo, está demostrado que las notas más rítmicas ayudarán a levantar el estado de ánimo en determinados momentos.

Michele Clements, investigador inglés, afirma que la clásica relajará al niño y a su madre, especialmente Vivaldi y Mozart. También recomienda músicas como Chopín, Tchaikovsky o a Debussy.

Gracias al sentido del oído se puede llevar a cabo la estimulación prenatal. La música tranquila y pausada acompañada de ejercicios de meditación ayuda a fortalecer la estimulación tanto sensorial como cognitiva del bebé, llegando a actuar como una especie de sintonizador entre los latidos de su madre y los sonidos que le llegan desde el exterior.

Ahora ya sabes que escuchar música durante el embarazo puede llegar a ser muy beneficioso para tu pequeño. No hace falta poner la música muy alta, simplemente bastará con acercar el auricular a la barriga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *