¿Qué hacer si los niños no quieren comer?

la importancia de comer bien en los niños

La alimentación de los niños es algo que hay que tener muy en cuenta en todo momento. En ocasiones habrá momentos en los que no quieran comer, algo a lo que habrá que enfrentarse. En este artículo queremos hablar sobre lo que hay que hacer en caso de que los peques no quieran comer.

¿Qué debemos hacer si no quieren comer?

A veces son etapas por las que atraviesan todos los niños, en otras ocasiones porque prefieren seguir haciendo sus cosas que comer y en otras, puede ser que realmente lo que se les ha puesto de comer no les guste. Ante estas situaciones… ¿qué podemos hacer?

Lo que recomiendan los expertos es dejar que el niño coma lo que le gusta, siempre que sea sano. No se le va a dar pizza todos los días por mucho que le guste. La comida de ese estilo puede hacerse de vez en cuando, pero no debe ser una tónica general. Su comida debe ser sana y variada, seguro que encontrarás aquel que le guste mucho. De esta forma podrás hacer muchas variaciones con ese mismo ingrediente.

La psicología juega un papel importante y podemos ponerla en marcha con ellos a la hora de comer. Podemos ponerle un plato, cubiertos y un vaso para mayores, eso le hará sentirse más integrados. Poco a poco se irá haciendo sentirse más mayor y dejará de lado los pensamientos negativos sobre la comida.

Otra opción es permitirle elegir lo que quiere de comida dentro de varias opciones. Asimismo se le puede dejar participar en la cocina con labores pequeñas. Puede preparar la mesa o hacer de “pinche” a la hora de preparar la comida.

Recordarles la importancia de una buena alimentación

Hablarles de forma correcta es muy recomendable. Cuando no quieran comer algo no hay que forzarles ni tampoco amenazarles con un castigo. No se va a conseguir que coma, hay que tener mucha paciencia. Olvídate de aquello de “si no lo comes ahora te lo comes para cenar”, no es bueno para los peques.

Si un día no quiere comer o ha comido poco, no hay que obligarle. No se le puede crear una situación de estrés. Hay que dejar que se levante de la mesa y que se relaje, evitando que se pueda sentir mal. Pero no hay que olvidarse de hablar con ellos, es necesario recordarles la importancia de una buena alimentación.

Para finalizar, un consejo que ya os hemos dado en anteriores artículos, hay que presentarles la comida de forma original. A todo el mundo, nos entra la comida primero por los ojos. Si a los niños se les presenta la comida de forma original y divertida, les gustará más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *