Lavar las manos en niños

lavar las manos

Puede parecer algo muy sencillo, pero a veces no nos acordamos de ello. Que los niños aprendan y deban lavar las manos es algo primordial que debemos inculcarles desde pequeños.

La importancia de lavar lasmanos

Todo el mundo sabe que los niños tienen la manía de llevarse las manos a la boca. Es mediante las manos donde pueden llegar a su organismo virus y bacterias de su entorno. Sobre todo si se trata de los niños más pequeños, siempre se llevan todo a la boca, de manera instintiva. Además, comparten las cosas con otros compañeros y si uno está con gripe, el contagio es mucho más fácil.

Es muy importante que los peques de la casa se acostumbren a lavar las manos. Pero no solo antes de comer sino cuando llegan a casa, del colegio, del parque o de donde sea. Tanto en casa como fuera de ella, están expuestos al contacto con virus y bacterias. Por ello, hay que procurar reducir riesgos al máximo con algo tan sencillo como lavar las manos.

Obviamente, hayan salido o no, antes de sentarse a la mesa deben lavarse las manos. Pero también después de haber ido al baño para poder reducir riesgos. El problema es que a veces les cuesta algo de trabajo recordarlo. ¿Cómo poder conseguirlo? No hay que imponer nada, pero sí aconsejar y decir las cosas con buenas palabras.

Debemos enseñarles predicando con el ejemplo

Una buena idea es predicar con el ejemplo y lavarnos las manos cuando llegamos a casa, antes de comer, etc. Los niños son como esponjas y suelen hacer lo que hace su referente, es decir, su mamá o papá.

Debemos enseñarles a mojarse las manos primero y después usar un poco de jabón del dosificador. Luego hay que frotar bien, tanto la palma como los dedos, finalmente hay que aclarar bien y secarse con la toalla. También es buena idea darles el ejemplo de cerrar el agua mientras nos frotamos las manos, así no se malgastará el agua.

Es lógico que tengamos que ayudar al niño o a la niña las primeras veces. Después se acostumbrará e irá haciendo las cosas de manera independiente. Además, se sentirá bien tras haber hecho una responsabilidad. Es muy sencillo, se acostumbrarán en muy poco tiempo y les ayudará a aprender la importancia que tiene este acto. Aunque al principio puede llevar algo de tiempo hacer que se acuerden, no costará demasiado trabajo en conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *