Horchata, deliciosa para los niños

horchata con galletas

Cuando hablamos de verano y de bebidas, seguro que vienen a la mente un montón de ellas. Y no todas aptas para niños, pero hay una que seguro que les encantará, la horchata. Es un clásico, sobre todo en la zona del Levante español, pero podemos prepararla y disfrutar de sus beneficios.

Horchata, una bebida estupenda para los niños

La horchata, además de ser sana y refrescante, cuenta con un gran número de beneficios. Esto hace que se convierta en una de las bebidas más aconsejables para los más pequeños de la casa. Es ideal para cualquier momento del año, pero el verano es la temporada en la que más se agradece. Tomarla fresca ayudará a combatir las altas temperaturas del verano. Además, es una formidable alternativa a los refrescos o a los helados industriales.

Aunque se puede tomar en cualquier momento, se aconseja tras una actividad física. Después de haber nadado en la playa o piscina, tras un partido, etc. Con ello se reponen los líquidos perdidos y mejora la recuperación muscular. Incluso vale para cuando los niños han comido mucho y se sienten pesados. Esto es posible gracias a las enzimas con las que tiene la chufa, que tienen un gran poder digestivo.

¿Qué beneficios aporta la horchata?

Esta bebida gusta prácticamente a todo el mundo, sobre todo por su excelente sabor y su textura. Se hace con chufa, un tubérculo que cuenta con unas propiedades nutricionales excelentes. Gracias a ello, reporta  muchos beneficios para la salud. Podemos decir que es una bebida energética 100% sana, es nutritiva y vegetal. ¿Se puede pedir más?

Hay que destacar que no contiene lactosa, por lo que los peques que tengan intolerancia también podrán tomarla. ¿Quieres saber cuáles son sus otros beneficios? Entre ellos destacan:

  • Se trata de una formidable fuente de minerales, ideal para el desarrollo y crecimiento del niño en todos los aspectos. Fósforo, calcio, magnesio, potasio, hierro… Además, también contiene grasas esenciales, ácido fólico y vitaminas C y E.
  • Ayuda a reforzar las defensas de su organismo.
  • Favorece su crecimiento.
  • Reduce el colesterol y los triglicéridos.
  • Gracias a su alto contenido en fibra ayuda a regular correctamente el tránsito intestinal.

Como acabas de ver, se trata de una bebida que aporta muchos beneficios y que deberías dar a tus hijos. Aunque en el mercado hay infinidad de marcas, lo más aconsejable es prepararla en casa y evitar los conservantes que suelen incorporar algunas marcas comerciales. Otra opción es tomarla en un establecimiento donde la preparen de forma tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *