Lactancia materna y trabajo , ¿Son compatibles?

lactancia y trabajo

 

Hoy os hablaremos sobre la lactancia materna y trabajo. Para una madre trabajadora fuera del hogar, volver al trabajo puede ocasionarle temores y dudas respecto al cuidado y alimentación de su bebé. Es perfectamente compatible el trabajar y la lactancia materna, no es fácil, pero es posible.

En algunos países las leyes laborales otorgan horas de descanso durante la jornada para que las madres puedan amamantar a sus hijos; algunas empresas permiten que los bebés sean llevados a su madre durante la hora de lactancia y otras que las mujeres puedan retirarse discretamente a una sala de reposo para extraerse la leche. De una manera u otra, la lactancia natural puede continuar.

La madres que deben dejar a su bebé en casa debido a su trabajo, eligen entre diferentes opciones para compatibilizar la lactancia materna y trabajo. Aquí exponemos 3, pero obviamente, cada mujer elige entre las que le son mas convenientes para su situación concreta:

  • Extraerse la leche manualmente o con la ayuda de un sacaleches y almacenarla diariamente para que el bebé pueda continuar siendo alimentado solamente con leche materna.
  • Disminuir la cantidad de tomas y combinar la lactancia con leche artificial, fórmula.
  • Adelantar el tiempo de administrar comida complementaria, papillas, frutas y verduras; éstas serás en el horario que la madre se encuentre trabajando y luego dará de mamar a su regreso y antes de dejarlo  nuevamente.

 

Opciones en el trabajo durante la lactancia 

La lactancia materna puede continuar regularmente con la ayuda de la persona que cuide al bebé cuando la madre está trabajando. Por lo regular el bebé en sus primeros dos a tres meses permanece junto a su madre para ser amamantado. Al tercer mes, la madre es más rápida vaciando ambos pechos por lo que el tiempo de dar de mamar se acorta.

Por la mañana, antes de salir para empezar la jornada laboral, la madre debe extraerse la leche de ambos pechos; debe practicar durante días debido a que al principio saldrá poca cantidad de leche. La higiene es primordial, lavarse las manos antes de la manipulación, dar un masaje circular sobre las mamas y tener los utensilios necesarios y limpios:

  • Toalla pequeña para la limpieza y protección.
  • Sacaleches de boquilla ancha para recoger la leche materna.
  • Nevera pequeña portátil con hielo para guardar la leche extraída.
  • Biberones pequeños para guardar la leche.

 

Situaciones bochornosas

En el tiempo de la lactancia materna, es frecuente las situaciones bochornosas por el goteo de los pechos manchando la blusa de la madre. Para evitar esta situación en el trabajo, se debe extraer la leche a media mañana, a medio día y  mitad de la tarde para vaciar los pechos; estos estarán llenos en el horario que se solía amamantar al bebé.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *