divorcio express

Cómo funciona el divorcio express cuando se tienen hijos

En el año 2005 se aprobó la ley del divorcio express, en ella se estipula que quienes quieran separarse podrán hacerlo después de solo tres meses de haber contraído matrimonio. Las reglas del juego han cambiado y ya no es necesario haber estado separados durante un periodo de 2 años. Otro de los aspectos que mejoraron con esta ley es que la custodia de los hijos debe ser preferiblemente compartida, así como otra serie de beneficios que favorecen a los matrimonios con niños. 

Ventajas de un divorcio express para los padres e hijos

1. Existe un acuerdo mutuo. Para llevar a cabo un divorcio express se debe incluir un convenio en el cual se estipule un acuerdo sobre la custodia de los hijos. Esto significa que se llevará a cabo una separación de forma pacífica.

2. Hay mayor compromiso. Los padres al tener un acuerdo mutuo, pueden resolver con mayor facilidad problemas como pensiones y uso de la vivienda familiar. Sintiéndose así, más comprometidos con su cumplimiento.

3. Es rápido. El divorcio express como lo dice su nombre es mucho más rápido, puesto que al existir acuerdos en el matrimonio, no es necesario alargar el proceso yendo a juicio, reuniendo pruebas o recabando testimonios.

4. Es más barato. Este tipo de divorcio supone un gasto económico mucho menor, a diferencia de otros tipos de divorcio contencioso que requieren un abogado para cada una de las partes, pruebas y otras cuestiones que pueden aumentar el coste del proceso.

Lo más importante es tener en cuenta que cuando hay hijos, el Ministerio Fiscal se asegurará de que las medidas acordadas en el proceso de divorcio serán favorecedoras para los hijos. Por esta razón, debe emitir un informe donde se aprueben dichas medidas y así conseguir que el juez ratifique el divorcio.

Pasos a seguir para llevar a cabo un divorcio express con hijos

Una vez que se ha tomado la decisión de realizar un divorcio express, se debe comenzar el proceso mediante los siguientes pasos:

1. Contratar un abogado y un procurador. Como se trata de un divorcio con acuerdo mutuo se pueden presentar los mismos dos profesionales para ambas partes.

2.  Realizar el convenio regulador. Donde se representen los acuerdos de custodia de los hijos, vivienda familiar, pensiones, y liquidación del régimen económico del matrimonio.

3. Presentar la petición ante un juez. Presentarla junto con el convenio regulador.

4. Comparecer en el juzgado. Ambos padres deben acudir al juzgado por separado para ratificar la propuesta.

5. Se dicta la solución. Para finalizar legalmente el matrimonio.

6. Registro Civil. Se presenta la disolución en el Registro Civil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *