Extraer y conservar leche materna

extractor-de-leche-materna

Imagen: amazon.com

 

Hoy hablaremos de la leche materna. Mientras más le des de mamar a tu bebé, la cantidad de producción de leche será mayor. Algunas embarazadas han tenido el bajón de calostro días antes del parto, otras deben esperar hasta unas horas o días después del alumbramiento.

No todos los casos son iguales, si tienes bastante leche y no puedes amamantar a tu hijo debido al trabajo o bien tienes tiempo pero no pezón o leche. En fin, ya es común que cuides la producción y te la extraigas para dársela al bebe cuando no estés alrededor; no es cuestión de exprimir como si fuera una naranja que para eso hay en los comercios jaladores o sacaleches para extraer la leche materna debiendo conservarla adecuadamente para que no se eche a perder.

Las razones o motivos para que una madre se extraiga la leche pueden ser algunos de los siguientes, tomando en cuenta que toda primeriza necesita práctica. La cantidad lograda diferirá de varios factores externos:

  • Cuando el bebé ha nacido prematuro, tiene bajo peso, es muy pequeño para succionar el pezón  y al tomar la leche materna su peso y defensas inmunológicas aumentarán.
  • Para aumentar la producción de leche materna.
  • Disminuir la congestión, el peso y dolor de los pechos ocasionado por demasiada leche.
  • Al separarse por enfermedad, viaje o por algunas horas debido a eventos sociales.
  • Cuando la madre debe regresar al trabajo.

Así como una madre aprende a prueba y error durante el proceso del cuidado de su hijo, por ejemplo, cómo sentirse mejor al dar de mamar, lo mismo sucede con la manera de aprender a extraerse la leche materna. Hay tres formas de hacerlo: Extracción manual, usando un sacaleche manual, por medio de un sacaleche eléctrico; es aconsejable realizarlo después de amantar al bebé, por ejemplo si has vaciado solamente un pecho, extrae del otro o si crees que ambos están cargados, no desperdicies este momento; caso contrario deja pasar 20 minutos para que vuelvan a llenarse.

La leche extraída debe guardarse en el congelador; se coloca dentro de pequeños frascos de vidrio esterilizados o en los biberones y se pude juntar con el resto de otras guardadas anteriormente.

La leche materna extraída tarda en buenas condiciones de 4 a 8 horas en un sitio fresco, a temperatura ambiente; dentro del refrigerador tarda 2 días; de 3 a 6 meses congelada, almacenada dentro del congelador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *