Embarazo: posición para dormir

Mujer durmiendo sobre lado izquierdo durante el embarazo

En ocasiones, hay aspectos del embarazo que para muchas mujeres pasan desapercibidas, pero son muy importantes. Algo tan normal como la postura al dormir es uno de esos factores que se deberían tener en  cuenta estando embarazadas. Por ello, en este artículo vamos a hablar de ello y sobre cuál es la mejor posición para hacerlo.

En los primeros compases del embarazo no cuesta trabajo conciliar el sueño porque el cuerpo apenas ha sufrido cambios. En el momento que la barriga esté más grande, será cuando comience a costar más trabajo dormir. ¿Con qué postura conciliaré mejor el sueño? ¿Puedo hacer daño al bebé si duermo en determinada postura? Son dos de las preguntas clásicas que se hacen muchas mujeres en este aspecto y que te vamos a responder.

La importancia postural para dormir durante el embarazo

Según los expertos médicos, es muy importante no dormir boca arriba, sobre todo durante la segunda mitad del embarazo. La razón es porque la vena cava inferior puede ser comprimida por el útero.

Esto puede hacer que se sienta una gran sudoración, mareos, náuseas o incluso puede que le falte sangre al bebé. Por ello, lo mejor es evitar siempre esta postura. Entonces… ¿qué postura es la más recomendable?

Tal como han demostrado diferentes estudios, y la experiencia de los profesionales médicos, la mejor postura es sobre el lado izquierdo. Esto se debe a que de esta forma la sangre fluirá más fácilmente. Por ello, es recomendable que si no estás acostumbrada, vayas probando poco a poco. De esta forma no te costará trabajo cuando tu barriga haya crecido.

Se puede dormir muy cómoda con muy poco esfuerzo

Para tener un sueño seguro, y más cómodo, vamos a darte un consejo muy útil. Colócate una almohada entre las piernas y otra para apoyar tu vientre cuando duermas de esta postura. Si lo deseas, también puedes colocar otra almohada o un cojón en la parte baja de la espalda.

De esta forma tendrás una gran comodidad a la hora de dormir, aunque cueste acostumbrarse al principio. Pero sabiendo que es por tu bien y por el de tu pequeño, seguro que no te costará tanto trabajo.

En caso de que te cueste mucho trabajo conciliar el sueño o no puedas dormir en esa postura, debes decírselo a tu médico. Solo el profesional sabrá recomendarte lo mejor que puedes hacer para ello sin que suponga un peligro ni para ti ni para el bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *