Día del parto, cómo actuar

parto

Fuente: www.gruporcomunicacion.com

Ha llegado el gran momento en que podrás tener a tu bebé entre tus brazos, es el día del parto y saber cómo actuar es imprescindible para tratar de estar controlada. Ya con anterioridad has podido imaginar el nerviosismo de tu madre, tu suegra y por supuesto tu pareja. Pero, y tú cómo actuarás si eres quién está en el proceso de dar a luz a tu pequeño.

Has tenido nueve meses para instruirte y prepararte para el día del parto; siendo proactiva, te dará la seguridad y ventaja que tanto tu como tu bebé estarán en las mejores manos de médicos especialistas que hayas escogido para este día.

Parto natural o cesárea  programada

Hace ya varios  años, se esperaba que los hijos siempre nacieran por parto natural y si  se presentaban complicaciones, las comadronas u obstetras manipulaban el vientre para acomodar al bebé, caso extremo se recurría a una cesárea.

Actualmente, varios hospitales y centros de maternidad saben con anticipación la clase de parto que la madre ha escogido, ya sea por motivos personales y comodidad desde su punto de vista o bien por razones de salud bajo la sugerencia de su médico.  El vocablo ‘Partos humanizados’ es utilizado cuando el padre del bebé acompaña a la madre a la sala de partos durante una cesárea  programada; en este proceso se alienta a tener el apoyo de la pareja y sin ningún trauma, éste pueda observar el nacimiento de su hijo. Definitivamente tendrás una cesárea programada si anteriormente diste a luz por medio de una  con un corte vertical.

Entre las ventajas del Parto Natural o vaginal, sin ningún medicamento para el dolor,  es que te otorga la posibilidad de participar activamente durante el parto, controlando tu cuerpo sabiendo de antemano las molestias que sentirás durante el mismo. No tendrán que medicarte ni ponerte ninguna intravenosa, por lo mismo puedes moverte durante las contracciones.

Estarás despierta y no perderás la sensibilidad corporal. Tu pareja se involucrará en el proceso alentándote a pujar y a no gritar. La desventaja al tomar esta decisión será el dolor y el cansancio causado por las horas de labor de parto.

Ten en cuenta que si gozas de buena salud y has optado por un parto natural, la naturaleza juega sus vueltas y al final es quién decide, así que ten un criterio amplio por si llegarás a necesitar medicamento para el dolor o bien que te efectúen una cesárea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *