ropa de bebé

Cuáles son los imprescindibles del armario de un bebé

La ropa para un recién nacido es de vital importancia, y si estamos a punto de dar a luz o nos faltan pocos meses, las Navidades son un buen momento para comprar e ir teniendo previsto un fondo de armario de bebé, y también para que nos regalen aquellas prendas que nuestro bebé va a necesitar.

Hay que tener en cuenta las tallas en sus primeros meses de vida, de 0 a 3 meses; de 3 a 6 meses; y de 6 a 9 meses, para no comprar muchas prendas de cada rango de edad, y tener previsto el tener prendas de sobra, a medida que el bebé va creciendo, puesto que todas tienen una vida útil muy corta.

Cuál es el fondo de armario más práctico para nuestro bebé

En los primeros meses de vida, tendremos que cambiar a nuestro bebé frecuentemente porque manchará a menudo su ropa. Por tanto, es necesario que contemos con varios juegos de prendas diferentes, que se ensuciarán muy a menudo, pero sin caer en tener una auténtica colección que se le va a quedar pequeña en poco tiempo. Las prendas más prácticas, cómodas e interesantes son las siguientes.

Bodys de manga larga o manga corta

Esta ropa interior es la más importante en los primeros meses de vida, y conviene tener al menos media docena, incluso más. Se trata de bodys de cuerpo entero, que serán de manga larga o manga corta, dependiendo de la estación del año. Cubren todo su cuerpecito, y tienen corchetes en la parte inferior, para poder cambiarle fácilmente el pañal, sin necesidad de cambiar el body si no lo necesita. Esta prenda es muy útil, y va a ser un imprescindible en su guardarropa, desde que el bebé es recién nacido, hasta los dos años.

Monos de una sola pieza

Los monos de una sola pieza, con abertura de corchetes frontal, son muy cómodos y conviene tener una media docena de ellos, e ir comprando más, de tallas más grandes, a medida que el bebé va creciendo. En sus primeros meses de vida, estos monos abrigan, les resultan muy cómodos y dado que se van a pasar muchas horas durmiendo o en su cuco, son prácticos como pijama, o también para salir de paseo.

Los jerseys y los faldones

Son prendas típicas de recién nacido, muy apropiadas para casi todas las estaciones del año. Los faldones son un clásico que nunca pasa de moda, y pueden venir muy bien para alguna ocasión especial, como su bautizo, o la salida del hospital. Los jerseys, tanto de lana fría como los de lana más calentita para el verano, abrigan mucho, son cómodos de usar y mantener, y conviene tener, al menos dos o tres piezas de cada prenda.

Las camisetas

Su uso es similar al de los bodys, y resultan muy prácticas y recomendables en los primeros días en los que nuestro bebé tendrá aún el cordón umbilical, de forma que no les rozará. Después, cuando se le caiga, podremos recurrir al body para que estén más abrigados. Tener 3 ó 4 de estas piezas puede solucionar los primeros días de vida del bebé.

Los pantaloncitos elásticos

Los leotardos y pantalones elásticos son una prenda muy práctica, una alternativa a los monos. Los de cinturilla elástica están muy bien para poder adaptarse a la forma de los pañales del bebé, sin rozarles ni que les resulte incómodos llevarlos. Combinados con un suéter o un jersey, o con camisetas, son prendas para el bebé que resultan muy versátiles y fáciles de lavar y mantener. Tener media docena de pantalones de cintura elástica es una buena opción. Esta prenda facilita mucho el cambio de pañal sin tener que desnudar por completo a nuestro bebé, y es muy práctica porque gracias al elástico, nos puede durar más en el guardarropa, a medida que nuestro hijo va ganando peso.

Las chaquetas y abrigos

Las chaquetas de lana, abrigos, sudaderas y suéteres con cremallera, son prensas muy fáciles de quitar y poner, y conviene tener unas cuantas, especialmente suéteres y sudaderas, para los meses más fríos del año. Hay que evitar comprar prendas que tengan adornos a base cuerdas, borlas o cintas colgantes, ante el peligro de que nuestro bebé se las pueda llevar a la boca. Cuanto más sencillas y minimalistas sean estas prendas, tanto mejor.

Los gorros, las manoplas y los calcetines o patucos

Los gorros son una buena prenda de abrigo en invierno para proteger sus orejas, y los sombreros son imprescindibles para protegerles del sol en verano.  Tener dos pares de cada será suficiente. Las manoplas para el invierno son muy necesarias, y para no incomodar a nuestro bebé, es importante que tengan elástico en las muñecas. Así podremos quitarlas y ponerlas de forma fácil. Con un par sería suficiente.

Los calcetines y los patucos son muy necesarios, y se necesitan muchos pares, tanto para casa como para salir a la calle, ya que no duran demasiado tiempo. Dado que nuestro bebé no necesitará zapatos hasta que pueda andar, cuando empiece a gatear o a dar sus primeros pasos sin necesidad de zapatos, será necesario que compremos patucos y calcetines con suela antideslizante. No debemos comprar zapatos hasta que empiecen a andar, porque según los pediatras, no es bueno para su desarrollo.

Consejos a la hora de comprar ropa para nuestro bebé

Aunque la ropa para bebé se clasifica por tallas (de 0 a 3 meses, de 3 a 6 meses, etc.) no todas las prendas dan la misma talla, y no todos los bebés tienen el mismo crecimiento o pesan lo mismo cuando nacen. Es necesario que compremos lo mínimo imprescindible cuando nacen, y adquiramos más prendas cuando vayan ganando peso, y de acuerdo a su crecimiento.

Además, los bebés manchan mucho, y resulta imprescindible tener bastante ropa de primera puesta y a partir de los 3 y 6 meses, para poder cambiarlo cada vez que lo necesite (será más de una y dos veces al día) sin tener que depender de los lavados, aunque sean diarios.

Los tejidos deben ser naturales, suaves y transpirables, básicamente fabricados a base de algodón o de poliéster, para una total comodidad de nuestro bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *