¿Cómo ayudar a los niños a superar la timidez?

Niña tímida
La timidez es algo que tiene alrededor de un 15% de los niños y niñas menores de seis años, algo que les puede resultar un problema a la hora de socializar. Superar la timidez es posible si se trata desde una edad temprana, con lo que podrán ser más participativos en las actividades de clase, disfrutarán más jugando con otros niños y tendrán la oportunidad de hacer  cosas que sin un poco de ayuda les costaría mucho.

Consejos para ayudarles a superar la timidez

Es muy importante eliminar las etiquetas y no hay que proteger al niño ante las nuevas situaciones diciendo cosas como “el niño es así” o “es que es tímido”. En una situación nueva, lo mejor es que sea el niño el que tome su ritmo y se relaje poco a poco hasta aceptar con normalidad la novedad, no se le puede forzar.

Los papás y las mamás son quienes deben dar ejemplo. Los niños son como esponjas en su etapa de crecimiento, si ven a unos padres introvertidos y poco dados a socializar, el niño tomará esa actitud como referencia y lo asumirá como algo normal.

En este caso, los padres deben mostrarse de forma normal, algo que los niños advertirán y asimilarán que las nuevas situaciones como ir a hacer una visita a la familia o los amigos es algo normal y les ayudará a superar la timidez.

Evitar sobreproteger a los niños también les ayudará. Si los padres toman la decisión de ir rápidamente a consolarle cada vez que se encuentra retraído, el niño o la niña no saldrán de su zona de confort y la situación no mejorará.

Si queremos ayudarles tenemos que darles oportunidades para relacionarse, por ello es buena idea quedar con otros padres y con sus hijos para hacer actividades juntos como comer, dar un paseo o visitar un parque de atracciones, si hay diversión de por medio, los niños reaccionarán mejor a esos estímulos.

Cuando se hacen esta clase de actividades es importante que sus padres acompañen a los pequeños durante los primeros momentos para darles la seguridad que necesitan y se pueda ir adaptando a la situación a su ritmo.

Para finalizar, tampoco podemos olvidarnos de reconocer sus méritos, por ello, cuando los pequeños hacen algo que les ayuda a superar la timidez, hay que valorar esa actitud, lo que les dará un sentimiento de seguridad y les ayudará a confiar en sus capacidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *