Beneficios de la lactancia materna

lactancia materna

Si anteayer os hablábamos de la alimentación de la madre durante la lactancia materna hoy seguimos con algo relacionado. Queremos compartir con todos cuáles son los principales beneficios de la lactancia materna.

Muchas madres se preguntan si cuando llegue el momento darán el pecho o no a su bebé para alimentarlo. Es una decisión personal en la que no hay que meterse pero sí podemos recordar algunos de sus beneficios. Es importante recordar que aunque existan beneficios hay ocasiones en las que dar el pecho no es posible.

Sea como sea, no hay que dejar de tener presente cuáles son estos beneficios. Esto incluso podría ser de ayuda a la hora de decidir si se va a dar el pecho al bebé o no.

Principales beneficios de la lactancia materna

Comenzamos recordando que el calostro es la primera leche a la que el bebé tiene acceso tras el nacimiento. Es la que más proteínas y vitamina A tiene, más que la leche materna madura.

La lactancia materna protege al bebé de las infecciones gracias a que tiene anticuerpos de la madre. Éstos ayudan al pequeño a poder combatir las infecciones y las enfermedades, algo a tener muy en cuenta.

Esta leche puede ser como un analgésico natural, algo ideal para cuando el bebé tiene algo de fiebre. Puede calmar a los bebés gracias a que aumentan sus endorfinas y también se reducen las hormonas del estrés.

Esta leche cuenta con enzimas de gran importancia para el organismo del bebé. Éstas ayudan a que su sistema inmune pueda madurar así como el sistema nervioso central. Asimismo mejorará el desarrollo de sus órganos internos, haciéndolos más fuertes.

Además, cuenta con otra clase de enzimas que son necesarias para poder absorber los nutrientes de la leche. Hay que destacar que por muy buena que sea la leche de fórmula, no cuenta con estas enzimas.

También hay que destacar que la leche del pecho sale a la temperatura correcta para el bebé. Aporta la cantidad adecuada de proteína, hidratos de carbono y grasas para todos los bebés, estén enfermos o no. Esa es una de las razones por la cual es tan importante esta leche.

Para finalizar, recordemos que se digiere de una manera más fácil que la de fórmula. La leche de fórmula, no todas, pueden provocar algunas irritaciones intestinales. Esto puede desembocar en un mayor riesgo de alergias. Por último, la lactancia materna reduce el riesgo de que se produzca asma o eczemas.

Ahora que ya conoces sus beneficios, está en tu mano el daré el pecho a tu bebé o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *