Bebés, cuidado de su cabello y uñas

higiene de los bebés en el baño

El cuidado personal y la higiene de los bebés es algo que debe estar presente todos los días de su vida. Es muy importante porque teniéndolos limpios evitaremos que puedan tener cualquier infección. Es necesaria no solo para su comodidad sino para salvaguardar su salud. Por ello, en este artículo vamos a daros algunos consejos para su cuidado e higiene.

Aunque pueda parecer algo muy sencillo, hacerse cargo de estos aspectos no es tarea sencilla. No porque sea complejo hacerlo sino porque hay que ser constante y cada poco tiempo. A pesar de ello, en este caso vamos a centrarnos solamente en el cuidado del pelo y de sus uñas.

Cuidado del cabello y uñas de los bebés

El cuidado del cabello y de sus uñas es una tarea algo complicada. Aunque no sucede siempre, hay bebés a los que no les gusta que les toquen el cabello ni les corten las uñas. Habrá que aguantar movimientos inesperados y muchos llantos. Para ello hay que armarse de paciencia y poco a poco el retoño se irá acostumbrando.

Es importante tener en cuenta que existe el hándicap de los dedos. Además de ser muy pequeñitos, las uñas también lo son, y mucho. Por eso, siempre es recomendable utilizar un cortauñas para bebés y hacerlo siempre con mucho cuidado. No hay que cortárselas al mínimo, tan solo recortarlas un poco. Además hay que hacerlo en un lugar donde haya buena luz para hacerlo de forma más cómoda.

El mejor momento para que les cortemos las uñas es cuando están dormidos o justo después de bañarles. Esto es porque tras el calor y el agua sus uñas estarán más blandas y será mucho más fácil hacerlo. Las uñas deben cortarse en curva o línea recta, pero siempre procurando que sean cortes limpios.

Si por error hemos cortado mal y queda una arista, hay que recortarla bien o limarla un poco. Lo que no queremos es que cuando se toque la cara, que lo hará, pueda producirse algún corte.

A la hora de lavar el pelo a los bebés no hay que usar el mismo champú que usa el resto de la familia. Se recomienda utilizar un champú  específico para bebés. Su cuero cabelludo es delicado y tienen el pelo muy fino. Para peinarle habrá que hacerlo con un cepillo muy suave, con lo que el pelo del bebé no sufrirá en ningún momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *