Adolescentes y falta de sueño

Horas de sueño, eso es lo que les falta al 75% de los adolescentes. Así aparece en un estudio realizado por el National Hospital Jewish Health de Denver, Estados Unidos. Esto es algo que se puede ver tanto en España como en otros países.

Falta de sueño entre adolescentes

Cada vez son más adolescentes los que se duermen en las clases o que no rinden en ellas por su falta de sueño. Esto hace que su rendimiento escolar sea bajo y es un tema que es bastante preocupante.

Esa no ha sido la única entidad que ha estudiado a los adolescentes, el estudio y el sueño. Desde la Universidad de Oxford han apuntado que las clases deberían comenzar a las 10 de la mañana. Según su investigación, la hora perfecta para comenzar es esa. La razón es porque los adolescentes son más receptivos a esa hora para estudiar.

¿Por qué se tiene tanto sueño? Podríamos decir que porque se acuestan tarde, algo muy común, sobre todo en España. Pero a ello hay que sumar otros aspectos relacionados con el funcionamiento del organismo.

Está demostrado que durante la adolescencia el ritmo circadiano de un adolescente tiende a reajustarse más tarde. La razón es porque sus cerebros segregan melatonina horas después que un cerebro adulto.

La melatonina es una hormona que actúa sobre la glándula pineal y es la que regula los ciclos de vigilia. Un cerebro adulto comienza a segregar esta hormona a primeras horas de la noche, en los adolescentes se realiza más tarde.

Entre los médicos esto se conoce como Síndrome de fase del sueño retrasada. Además de esto, otros factores que pueden afectar más a su sueño es que muchas veces se acuestan y se quedan viendo la televisión o utilizando el teléfono móvil, haciendo que aunque estén acostados, se duerman mucho más tarde.

Si los adolescentes duermen poco suelen ir a clase sin muchas ganas y de mal humor. Normalmente tardan entre una y dos horas en dormirse y si se levantan muy temprano duermen poco. Lo más recomendable según los expertos es entre 7 y 9 horas diarias y no muchos lo hacen.

No hay que olvidar que la falta de descanso hará que sus cerebros generen menos cortisol. Debe tener un nivel equilibrado para aportar la energía suficiente como para hacer frente al día. No tener un nivel equilibrado de esta sustancia hará que estén muy cansados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *