Vuelta al cole con tus hijos

niños en la vuelta al cole

Poco a poco todos los niños están comenzando de nuevo la vuelta al cole, un cambio que para muchos es bastante duro porque después de más de dos meses de vacaciones de verano  a nadie le gusta volver a madrugar En este artículo queremos ayudarte para que los peques puedan sobrellevar mejor los primeros días del cole.

Ayuda para la vuelta al cole

Es importante que antes de acostarse, demos un pequeño baño a los niños. Esto les relajará y les ayudara a conciliar el sueño, lo que hará que puedan estar descansados y con toda la energía para ir a clase.

En los primeros días es importante que tanto el papá como la mamá estén preparados cuando al peque le toque levantarse, de esta forma podrán dedicarse a él completamente y no hacerlo todo corriendo a última hora, algo que puede poner nerviosos a los pequeños.

Cuando se deje a los niños en el colegio hay que procurar quelas despedidas sean breves, con mucho cariño y firmes. La vuelta al cole es dura para ellos y si les damos demasiado cariño no querrán ir al colegio. Por eso las despedidas deben ser como estas, a la larga les vendrá mucho mejor.

Debemos ayudar a los niños a que sean independientes, algo fundamental en estos momentos en los que son pequeños y están estudiando porque absorben toda clase de información.

El colegio les ayuda mucho y trabaja su autonomía, respetando sus tiempos y guiándolos por los pasos que deben ir dando poco a poco. Es importante que no solo lo aprendan en el colegio, los papás y mamás debemos reforzar todo lo que han aprendido en el colegio, para que adquieran las conductas correctas.

Muchos especialistas en pediatría coinciden en que hay que celebrar con los niños el esfuerzo que realizan todos los días para ir al colegio y seguir haciéndolo todos los días.

Para que vayan con más ganas al colegio podemos prepararles un desayuno diferente o cuando regresen podemos prepararles una merienda especial o una actividad diferente a la que están acostumbrados a realizar.

Ayudarles con los deberes cuando lleguen a casa les resultará especial y hará que se sientan acogidos y escuchados, por tanto, mucho más cómodos. De esta forma no les costará tanto la vuelta al cole y no les cogerán manía a los deberes que les manden desde el colegio. ¿Te animas a ayudarles? Te lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *