helado

Recetas de helado saludables para niños

Una de las misiones de todo padre o madre es enseñar a comer bien a nuestros hijos. Los bebés y los niños descubren la comida gracias a las papillas y los platos que les cocinamos con mucho amor. Nada más dejar la leche, la primera de las preocupaciones es empezar a darle lo mejor en forma de papillas o de recetas lo más caseras posibles. Aunque podemos comprar los potitos, será mucho más natural si preparamos en casa cualquier plato. Los dulces y en concreto, los helados son grandes opciones si queremos incorporar la fruta en cualquier menú semanal.

El plátano, la pera y la manzana son el trío saludable sin azúcar para bebés y niños

Las primeras frutas que según los especialistas debemos incorporar a partir de los 6 meses de edad son la manzana, la pera y el azúcar. Estos tres elementos serán los que formen parte de las recetas más adecuadas. A la hora de determinar cuál será el más adecuado, dependerá en gran medida de cada niño.

Las frutas se introducen solas para ver la reacción del bebé. Las convertimos en una papilla fácilmente, el plátano tiene un punto cremoso y dulce que suele gustar mucho. Determinados tipos de manzanas pueden ser más difíciles de comer y la pera impacta un poco la primera vez. El bebé aprenderá a distinguirlas y en gran medida le ayudarán. Aportan mucha fibra y las podemos servir fresquitas. Es importante probar antes cada una de las recetas o papillas.

El plátano se usa en la mayoría de las recetas de postres saludables como edulcorante natural. Podemos usarlo como base de helados con una simple elaboración. Pelamos el plátano y lo cortamos en trocitos del mismo tamaño. Lo ponemos en el congelador y de esta manera estará siempre listo para refrescar las tardes de verano.

Helado saludable de plátano y fresas para bebés y niños

Los niños nos pueden ayudar para preparar estas recetas. Las podemos tener listas rápidamente y le darán un punto cremoso a una tarde calurosa de verano. Para esta receta necesitaremos solo 3 ingredientes.

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 200 g de fresas
  • 1 yogur natural

Elaboración

Ponemos el plátano pelado y troceado en el congelador. Las frases las podemos tener también limpias y troceadas en el congelador, es una forma de que duren más. Colocamos las fresas y el plátano en el vaso de la batidora, trituramos hasta tener lista una crema deliciosa.

Polos de sandía y melón

Estos polos de sandía y melón son muy refrescantes y nos permitirán tener un helado saludable en el congelador durante todo el verano. Usaremos melones y sandías para darles otro aire. A los niños la idea de comer fruta les puede resultar poco apetecible por la textura y la presentación. Estos polos harán que coman melón y sandía con muchas ganas.

Ingredientes

  • 200 g de sandía
  • 200 g de melón
  • 4 cucharadas de leche de coco

Elaboración

Para esta receta el secreto es tener unos moldes adecuados, podemos comprarlos en tiendas físicas o en tiendas online. Pelamos y trituramos estos ingredientes. Colamos y mezclamos con la leche de coco, le dará un punto de dulzor sin necesidad de poner azúcar. Rellenamos los moldes y esperamos a que cojan consistencia.

Stracciatella de sandía

Esta receta de stracciatella de sandía evitará que los niños vayan a la heladería en busca de helados con demasiado azúcar. Para los mayores es una forma también de cuidarse usando una fruta tan veraniega como la sandía para servir de base de esta maravilla. La stracciatella se caracteriza por tener el chocolate, ese básico de algunos dulces de protagonista. Lo usaremos, pero en poca cantidad.

Ingredientes

  • 150 g de sandía congelada
  • 100 ml de nata para montar
  • 50 g de queso crema light
  • 50 g de chocolate negro sin azúcar troceado

Elaboración

Para esta receta pelaremos y trocearemos la sandía con antelación, la guardaremos en el congelador. Montamos la nata hasta que tenga una textura adecuada, incorporamos el queso crema sin dejar de remover. La nata se montará mejor si está muy fría. Ponemos la sandía y trituramos todo hasta tener una base cremosa que coronamos con el chocolate troceado. Guardamos este helado en la nevera para servirlo de postre, está increíble, sin azúcar se puede crear un dulce impresionante.

Helado cremoso de pera

La pera es el otro ingrediente que los niños empezarán a comer, puede ser la base de un helado saludable si la tenemos preparada en el congelador. Simplemente usaremos esta fruta con un poco de leche para darle una textura cremosa y fresca. Este helado se servirá del dulzor de la pera para destacar. Puedes darles a niños y bebés fruta sin que se den cuenta, además de refrescar el verano a toda la familia.

Ingredientes

  • 1 pera
  • 4 cucharadas de leche con cereales

Elaboración

Congelamos la pera y la preparamos para convertirla en helado. Trituramos al momento con un poco de leche con cereales. Para que no se oxide la pera la podemos untar con un poco de limón, le dará además un toque cítrico.

Polos de manzana y yogur para niños y bebés sin azúcar

Este helado de manzana necesita unos pocos ingredientes para triunfar. Usaremos una manzana que sea un poco más dulce de lo habitual y le daremos el toque más dulce con un poco de yogur. La combinación de esos sabores y un poco de agua crearán el helado veraniego ideal.

Ingredientes

  • 300 g de manzana
  • 1 chorrito de limón
  • 300 ml de agua
  • 1 yogur natural
  • 5 cucharadas de leche de coco

Elaboración

  • Trituramos la manzana y la mezclamos con el agua. Podemos añadir el toque de limón para que no se oxide.
  • Esta base la haremos más cremosa con el yogur y la leche de coco. El coco se puede tomar a partir de los 6 meses, pero no al natural, por ser demasiado duro, rallado o en forma de leche es una manera de endulzar postres como este.

Estos postres te ayudarán a darles lo mejor a niños y bebés sin necesidad de poner azúcar. El coco es un buen edulcorante natural, al igual que el plátano. Puedes utilizar esta base para crear los polos y helados personalizados en función de los gustos de tus niños o bebés. Atrévete a darles un verano lleno de alegrías saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *