Lactancia materna, inicio paso a paso

lactancia materna

 

La importancia de la lactancia materna ha sido uno de los grandes objetivos de campañas a nivel mundial. Es obvio y beneficioso el vínculo que se crea entre madre e hijo cuando se amamanta; el recién nacido  debe permanecer en contacto piel con piel con su progenitora para reconocer su aroma, agarrarse al pecho y equilibrar su temperatura todo de manera natural; sin embargo cómo iniciarlo es un interrogante para muchas madres primerizas.

En algunos hospitales maternos se ha iniciado el proceso de amamantar desde el momento del parto, media hora después del nacimiento; tan pronto como nace el bebé se le coloca a la madre sobre su pecho para calmar al recién nacido y ayudar a la bajada del calostro.

Técnicas paso a paso

La lactancia materna es beneficiosa tanto para el bebé como para la madre, aumenta las defensas del recién nacido, disminuye el porcentaje de muertes neonatales y en la madre disminuye las hemorragias postparto y riesgos de cáncer de mama y cérvico uterino.

Cuando la embarazada asiste a sus chequeos prenatales, debe informarse sobre las técnicas para amamantar desde el inicio. Se sugiere que asistan a charlas antes del alumbramiento y dar masaje circular a los pechos y pezones con aceite mineral o de almendras. Algunas madres carecen de pezón o lo tienen muy pequeño; también pueden presentar piel muy seca que se sensibiliza con los deseos del bebé por extraer el calostro y después la leche, provocando dolor en la madre y a veces pequeñas grietas en la piel e incluso sangrado.

En la sala de partos, si la madre lo desea, el bebé se colocará inmediatamente sobre ella aún antes de cortar el cordón umbilical; para que no pierda su temperatura, se secará cubriéndolo con una toalla seca y una gorrita en la cabeza; seguidamente se procede al corte del cordón.

El inicio para amamantar es con el ‘primer agarre del pezón’ a través de los siguientes pasos:

  • Crear un ambiente agradable de temperatura, con mínimas personas para evitar los ruidos.
  • Posición cómoda para la madre para amamantar.
  • Posición adecuada: abdomen del recién nacido contra el de su madre.
  • Verificación de posición de labios y nariz del recién nacido para que agarre bien el pezón y la areola mamaria.
  • Intervención mínima de terceros, comadronas y enfermeras; solamente la observación para que el bebé y la madre estén cómodos.

Estos pasos para la lactancia precoz se realizan si lo permite la salud de la madre, tanto por parto natural como por cesárea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *