Embarazo y actividad física

Mujer en estado de embarazo haciendo ejercicio físico

Todo el mundo sabe que cada mujer y cada embarazo es completamente diferente. Los expertos siempre recomiendan mantenerse activa durante el embarazo pero a veces no es posible. Solo la mujer que está embarazada sabe si puede hacer alguna actividad física o no. Si no se puede no hay que forzar el cuerpo, pero es importante mantenerse activa durante la gestación.

La importancia de mantenerse activa durante el embarazo

En este caso, los facultativos médicos, también podrán recomendar si se puede hacer ejercicio físico o no. Normalmente, durante el primer trimestre, la mujer tiende a estar muy cansada. A ello hay que sumar las náuseas, vómitos y un malestar generalizado. Por esa razón, no se suele hacer mucho ejercicio físico en este momento.

A pesar de ello, no a todas las mujeres les sucede lo mismo, al menos con tanta intensidad. Por ello sí pueden hacer alguna clase de actividad física, aunque sea ligera, pero lo importante es moverse.

Cuando esos síntomas van desapareciendo, es el momento de ponerse en marcha. Estar activa durante el embarazo es algo muy importante porque se mantiene una buena salud, tanto física como emocional. Esto es algo muy a tener en cuenta durante el embarazo dado que mejora notablemente esta etapa tan crucial de la vida de muchas mujeres.

Hay que evitar el sedentarismo porque poco a poco nos sentiremos más cansadas. Se pueden juntar demasiados síntomas como dolor de piernas y espalda, mala circulación de la sangre, aumento de peso, edemas y dolor de piernas. Seguro que no quieres pasar por ello cuando estés embarazada, ¿no?

La actividad física, siempre que no resulte fruto de demasiados esfuerzos, es algo básico en toda embarazada. Te sentirás ágil, no tendrás tantos dolores de espalda, tu sueño será mejor y tendrás más ánimo. ¿Se puede pedir más gracias al ejercicio físico?

Lo mejor es que no hace falta salir a la calle para mantenerse en forma. Con la gimnasia pasiva que puede hacerse en casa, se pueden conseguir resultados muy buenos. A pesar de ello, nunca está de más salir fuera, bien sea al gimnasio o a hacer ejercicio al aire libre.

Puedes hacer una pequeña caminata de 30 minutos, ir a la piscina o incluso hacer pilates, yoga o también fitness para embarazadas. Eso sí, si te encuentras demasiado cansada o tienes dolores, lo mejor es prevenir. No hay que forzar el cuerpo y lo mejor es adaptar el ejercicio a tu día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *