Ejercicios de Kegel

Ejercicios de Kegel

La incontinencia urinaria,  lograr mayor placer sexual y facilitar el parto son situaciones que pueden ser controladas por medio de los ejercicios de Kegel, los cuales no son más que las contracciones del músculo pubocoxígeo; al realizar esta clase de ejercicios se busca fortalecer los músculos pélvicos.

En la década de 1940,  el Doctor Arnold Kegel desarrolló estos ejercicios con la finalidad de ayudar a todas las pacientes que padecían incontinencia urinaria después del parto; fueron publicados en 1948 y desde entonces han sido recomendados por los ginecólogos, urólogos y terapeutas.

Los ejercicios de Kegel logran su finalidad en mujeres y hombres si se sigue una técnica adecuada y disciplina cuando se realizan; la finalidad es fortalecer los músculos pélvicos y la función del esfínter uretral o rectal. Se sugiere seguirlos cuando los pacientes padecen de incontinencia fecal, incontinencia urinaria provocada por estrés e incontinencia urinaria después de una cirugía Prostática.

Zonas a trabajar con los ejercicios de Kegel

En la mayoría de ocasiones, a mujeres y hombres se les hace difícil detectar sus músculos pélvicos y así saber exactamente las zonas a trabajar contrayéndolos adecuadamente. Antes de empezar a hacer esta rutina de ejercicios, se debe conocer la zona a trabajar, se puede lograr de la siguiente manera:

  • Un método sencillo es sentarse en el inodoro y al orinar, tratar de retener la orina contrayendo los músculos del piso pélvico; definitivamente se debe evitar la contracción de las nalgas o caderas y del abdomen. Practicando varias veces, se conocerán los músculos que ejecutan este movimiento.
  • También se puede identificar el área al introducir un dedo en el recto.

Cono vaginal

Es un dispositivo que se introduce en la vagina para fortalecer los músculos del piso pélvico. Antes de introducir un Cono Vaginal o un dedo, los músculos se deben tensar y relajar; seguidamente es fácil el movimiento del dedo dentro de la vagina y así practicar apretarlo.

Estimulación Eléctrica

Algunos médicos utilizan Estimulación eléctrica colocando electrodos sobre el abdomen o a lo largo del área anal, en este último caso se realiza en el sexo masculino. A través del monitor se observan los músculos que se contraen y que se relajan.

La estimulación eléctrica se ejecuta usando una sonda vaginal o anal en un centro especializado. Cada sesión tarda 20 minutos diariamente o cada 4 días.

Ejercicios

Algunas personas prefieren realizarlos  sentados en una silla o acostados; La rutina es 3 veces al día por 20 minutos.

  1. Rodillas dobladas y plantas de los pies juntas.
  2. Músculos de vagina y estómago relajados.
  3. Contraer los músculos del interior de la vagina; 3 veces.
  4. Despacio contraer contando hasta 10.
  5. Mantener contraídos los músculos con la vagina cerrada, contar hasta 20.
  6. Relajar mientras se cuenta hasta 10 e iniciar nuevamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *