Como inventar cuentos para nuestros hijos

leer-cuentos-a-hijos

Seguro que si tu hijo o hijos son pequeños te gusta leerles un cuento y a ellos que lo hagas. Si quieres sorprenderles y dejar de lado los cuentos clásicos, te invitamos a que continúes leyendo. Queremos compartir contigo algunos trucos que debes tener en cuenta si te gusta crear nuevos cuentos. Si eres una persona que tiene mucha imaginación, seguro que no te costará trabajo seguir estos consejos. De esta forma, podrás crear infinidad de cuentos diferentes para entretener a tus peques.

Consejos para crear tus propios cuentos

Al principio, comenzar a crear cuentos nuevos puede costar un poco de trabajo. Ante esta situación, siempre se puede tomar como referencia de situaciones o personajes de alguno de los cuentos tradicionales.

Con la base de estos cuentos podrás quitar e incorporar personajes y hacer algo diferente. De esta forma podrás crear la trama que quieras o incluso incluir alguna moraleja para que aprendan los peques.

Cuando se haya explotado esta opción, podéis incluir otras que serán una estupenda fuente de inspiración. Las situaciones reales pueden ser un buen punto de partida sobre las que cimentar un cuento.

Se puede poner como protagonista a un personaje que se llame igual que nuestro hijo o hija. Esto despertará mucho más interés a la hora de escuchar el cuento. Además, siempre podemos incluir alguna lección o temática didáctica para que además de entretenerse puedan aprender alguna cosa nueva.

Otra alternativa es incluir a algún animal, sobre todo si se tiene alguna mascota en casa. Un cuento con gatos, perros o cualquier otro animal, siempre llamará la atención de los más pequeños de la casa.

También se pueden incluir en el cuento los juguetes preferidos de nuestros peques. Sus personajes de dibujos animados, superhéroes y todo aquello que les guste. De esta forma siempre conseguiremos captar su atención y hacer que pasen un buen rato con nuestros cuentos.

Para hacerlo mucho más entretenido se puede intentar hacer un cuento con palabras divertidas que no conocen. De esta forma pueden aprender nuevo vocabulario a la vez que se entretienen. Para finalizar os proponemos que les leáis un cuento del revés, es algo que les resultará muy divertido.

Se puede leer del revés o saltándonos páginas e inventándonos otras situaciones divertidas. Seguro que podrás combinar infinidad de argumentos y preparar un cuento de lo más original y que seguramente ni se esperen. Ahora ya sabes que el límite está únicamente en tu imaginación. ¿Te animas a convertirte en un cuenta cuentos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *