Bebés, cómo cortarles las uñas

uñas de bebés

En ocasiones, muchos bebés nacen con las uñas largas, algo totalmente normal, aunque hay que cortárselas. La razón es sencilla y no es otra que por sus movimientos aún descoordinados. Dado que suelen llevarse las manos a la cara y su piel es muy fina, pueden arañarse y dejarse marcas.

Por eso, habrá que cortarles las uñas con mucho cuidado para que esto no suceda. Habrá que armarse de paciencia para ello y no usar manoplas o guantes. Muchas mamás y papás optan por ponerles a los bebés unas manoplas para que esto no suceda. Eso puede ser un error porque los bebés necesitan desarrollar el sentido del tacto.

Muchos pediatras así como matronas, desaconsejan el uso de manoplas. Así el bebé podrá desarrollar su sentido de forma natural sin ninguna clase de problema. Por lo que tocará cortarle las uñas al bebé, pero… ¿cómo se hace? En este artículo te queremos dar unos cuantos consejos para que no te cueste trabajo hacerlo.

Cómo cortar las uñas a los bebés

Para cortar las uñas a los bebés se recomienda el uso de unas tijeras de punta redondeada. Como las que usan los niños en el colegio, aunque hay tijeras específicas para ello que se pueden comprar en farmacias. No se recomiendan los cortauñas dado que no tienen tanta precisión como las tijeras.

Siempre es recomendable cortárselas tras el baño, cuando tienen las uñas más blanditas y no se deben cortar demasiado. Con ello conseguiremos evitar cortar la piel que hay por debajo. Para eso se puede levantar un poco la uña con la ayuda del dedo, pero debe hacerse suavemente.

Si el bebé es muy inquieto puede que una buena solución sea cortarle las uñas cuando esté dormido. De esta forma evitaremos que se mueva y podamos hacerle un corte en la piel.

No hay que temer en hacerlo, aunque se tenga mucho miedo de hacerle daño. Si se hace con cuidado no debería haber ninguna clase de problema. En caso de que no te atrevas, puedes pedirle a alguna amiga que haya tenido hijos que te enseñe. Descubrirás que no es nada peligroso si se hace con calma y que no se tarda demasiado tiempo.

Puede que a medida que los bebés se vayan haciendo mayores, tiendan a moverse más. Es en esos momentos cuando resultará un poco más difícil cortarles las uñas. Pero seguro que para ese momento ya tendrás la experiencia suficiente como para hacerlo rápido sin que se moleste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *